Quantcast
El tiempo en: Huelva
Jueves 30/11/2023  

Acento andaluz

Con argumentarios no hay debate

Las miles y miles de páginas repletas de argumentarios prefabricados en las factorías de politólogos o sencillamente iluminados que tienen los partidos...

Publicado: 14/05/2023 ·
23:22
· Actualizado: 14/05/2023 · 23:22
  • Urnas. -
Autor

Fernando Pérez Monguió

Presentador de 'Acento Andaluz' en 7 Televisión y jefe de informativos de la Cadena SER Andalucía

Acento andaluz

Fernando Pérez Monguió analiza en este espacio la actualidad andaluza, con fibra progresista y corazón social

VISITAR BLOG

Las miles y miles de páginas repletas de argumentarios prefabricados en las factorías de politólogos o sencillamente iluminados que tienen los partidos -y que reciben cada mañana los dirigentes de todas las formaciones- han acabado con el debate político, o, al menos, con el debate electoral. No hay vencedores ni vencidos, sino convencidos que defienden con mayor o menor vehemencia, con más o menos entusiasmo y pericia, el testamento que le entregan para cada acto, discurso, entrevista o tertulia. Ya no escuchan al adversario. Da igual si se tiene o no la razón, la biblia es el correo que has recibido desde la dirección de comunicación de tu respectiva formación.

Este extendido modus operandi, en el que han caído todos sin excepción, aunque algunos lo manosean más que otros, ha certificado la defunción del interés por las preocupaciones cotidianas de la ciudadanía que, en raras ocasiones, encuentra en el relato político diario o las disputas partidarias mensajes sobre las respuestas que busca el pueblo. Esta realidad tóxica con la que los partidos sólo buscan zaherir al adversario e hipnotizar al seguidor es especialmente perceptible en unas elecciones municipales, como estamos observando estas últimas semanas. Así, en lugar de hablar de la limpieza, de la lacra de los pisos turísticos, de centros históricos convertidos en parques temáticos, del IBI, del sellito del coche, de los aparcamientos, de los planes de empleo locales, de la atracción de empresas, de la despoblación, de los lugares de esparcimiento para jóvenes y niños, de equipamientos deportivos y sociales, de ciudades sostenibles, de los perros y sus pipican, etc… el PP machaca a diario con la derogación del sanchismo, con la Ley del Sí es Sí y otros líos del Gobierno de coalición, con las listas de Bildu o con el Falcon del presidente frente a los mensajes del PSOE sobre los avances sociales impulsados por el ejecutivo nacional y de la tierra quemada del PP.

A esta estrategia perniciosa contribuye una vez más la Iglesia Católica que se olvida cíclicamente de oficiar misas o difundir la palabra de Dios, para interpretarla a su manera en cada campaña electoral con el objetivo de influir en los fieles. Es el caso concreto, por enésima vez, del ínclito obispo de Huelva, Santiago Gómez Sierra, quien ha firmado una carta pastoral en la que pide directamente a los católicos que apuesten por partidos que combatan el aborto y la eutanasia, cuestiones por cierto -y no es un asunto menor- sobre los que no tienen competencias los ayuntamientos.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN