Quantcast
El tiempo en: Huelva
Miércoles 16/06/2021

Sin Diazepam

Puestos a frivolizar estos son mis asesinos en serie favoritos

Vivimos en una sociedad con cierta tendencia psicópata a frivolizar, y puestos a frivolizar, frivolizaré hablando de mis asesinos en serie favoritos

Publicado: 23/04/2021 ·
13:58
· Actualizado: 23/04/2021 · 14:39
Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • 1.717 personas perdieron la vida en 2020 en su intento por llegar a nuestro país.
Autor

Younes Nachett

Younes Nachett es pobre de nacimiento y casi seguro también pobre a la hora de morir. Sin nacionalidad fija y sin firma oficial

Sin Diazepam

Adicto hasta al azafrán, palabrería sin anestesia, supero el 'mono' sin un mísero diazepam, aunque sueño con ansiolíticos

VISITAR BLOG
  • ¿Mi preferido?... el también filósofo y matemático Theodore John Kaczynski, más conocido como Unabomber
  • Mi asesina preferida es Dorothea Puente, gerente de un burdel y luego de un hostal
  • Ted Bundy y Richard ‘el acosador nocturno’ Ramírez, son, en mi opinión, los asesinos en serie más guapos y sexis

El informe Frontera Sur realizado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía señala que 1.717 personas perdieron la vida en 2020 en su intento por llegar a nuestro país, la cifra más alta de la historia desde que dicha ONG comenzase a recopilar estos datos allá por el año 1989. ¿Y qué hacen nuestros políticos? ¿Y qué hacemos nosotros? Frivolizar.

... Pero debo despedirme con la mayor asesina en serie de toda la jodida historia, aquella que unos llaman miseria, otros pobreza. Yo la nombro como la madre de toda esta hambre, la abuela de todas las guerras, la amante desdentada de los ricos que, para mantener sus privilegios, usan banderas, dine

Vivimos en una sociedad con cierta tendencia psicópata a frivolizar, y puestos a frivolizar, frivolizaré hablando de mis asesinos en serie favoritos.

¿Mi preferido?... el también filósofo y matemático Theodore John Kaczynski, más conocido como Unabomber. ¿El que más detesto?... el Estado.

Mi asesina preferida es Dorothea Puente, gerente de un burdel y luego de un hostal. ¿La que más detesto?... la frontera.

Puestos a frivolizar, tan de moda hoy... mi asesino más entrañable es Samuel Little, autor confeso de 93 asesinatos, lo que le ha valido ser designado por el FBI como el asesino en serie más prolífico de la historia de los Estados Unidos, siempre y cuando no se cuantifiquen los cometidos precisamente por... los Estados Unidos, claro.

Pero sigamos frivolizando tal y como se frivoliza y se insulta a día de hoy a los niños y niñas que están solos en cualquier país en el que no nacieron. ¿El asesino en serie más sobrevalorado?... sin lugar a dudas, Charles Milles Manson, ya que supuestamente no mató a nadie, y su mérito reside en convencer a cuatro ‘jipipijas’ para cargarse a unos ricachones en Los Ángeles. ¡Bah! Eso lo hacen con millares de pobres uniformados los altos mandos de cualquier ejército de mierda y no sólo no están en prisión, alguno incluso lleva el pecho lleno de medallas y son agasajados por reyes y presidentes, por no decir que hay calles que lucen sus nombres y apellidos. Pido justicia, frívola y desalmada, para esos generales, coroneles y capitanes anónimos, en cuya conciencia pesan muchas más muertes que en la de Manson y, sin embargo, no han logrado su notoriedad.


Ted Bundy y Richard ‘el acosador nocturno’ Ramírez, son, en mi opinión, los asesinos en serie más guapos y sexis. ¿El más feo?... cualquier vendedor autorizado de armamento. La más fea, cualquier guerra.

Kenneth Bianchi y su primo Angelo Buono, ‘los estranguladores de la colina’, son los más elegantes. El más burdo, la banca y por ende, el dinero y su absurdo.

Pero sigamos frivolizando como se frivoliza ante la catarata de muertes de mujeres a manos de personas (por decir algo) a las que llegaron a amar... a manos de machos tan cobardes como miserables. Andrei Chikatilo es el asesino al que tengo más cariño, porque el colega se buscó un modus operandi no muy complicado pero sí trabajoso y que requería un gran esfuerzo. A sus víctimas las apuñalaba siempre entre ¡40 y 50 veces! para después mutilar diferentes partes del cuerpo. No sé, pero si alguna vez habéis deshuesado un pollo sabréis el mérito que tiene... ¿demasiado frívolo? Vale, pues el asesino en serie al que menos cariño tengo porque mata sin esfuerzo es el trozo de tela al que llamáis bandera...

Y me quedan dos. Frivolizando que es gerundio. El más cómico evidentemente para mí es John Wayne Gacy, conocido como ‘el payaso asesino’. Y es que me parto, frívolamente hablando, el ojete al pensar que sus vecinos lo tenían como una persona respetable, incluso en su parroquia, mientras, enterrados en su sótano, se encontraron ¡26 de sus 33 víctimas mortales! ¿El menos cómico?... el desgarrador orgullo que impregna la ignorancia de aquellos que, con discursos repletos de odio, buscan el poder a través de tu voto. ¿La menos cómica?...  Esas urnas llenas de masa desquiciada, miedo y ausencia de la más mínima de las empatías.

Y el último... el más inteligente,  el asesino del Zodiaco. ¡El tipo mandaba cartas a la policía y a los periódicos para detallar sus crímenes y las acompañaba de criptogramas en los que figuraba su identidad! Desde esta frivolidad con la que escribo, mola un huevo. Hoy tiene unos 65 años y aún no ha sido atrapado ¡Qué tío!. ¿Mi asesino en serie menos inteligente? Aquellos que trabajáis la razón ya lo sabéis... el menos inteligente es aquel que mata en nombre de cualquier dios... de cualquier religión.

Puestos a frivolizar en esta jodida y frívola sociedad, pido a perdón a Ed Gein, Aileen Crol Wournos, Daniel y Manuela Ruda, Javed Iqbal, Jeffrey Dahmer, Leonard Lake, y al resto de los muchos y muchos asesinos en serie que me dejo en el tintero, pero debo despedirme con la mayor asesina en serie de toda la jodida historia, aquella que unos llaman miseria, otros pobreza. Yo la nombro como la madre de toda esta hambre, la abuela de todas las guerras, la amante desdentada de los ricos que, para mantener sus privilegios, usan banderas, dinero, fronteras y dioses, para que, pobres contra pobres, se maten en su nombre.

Artículo dedicado al gran Jack el Destripador, allá donde estés. Dedicado a todas las víctimas de los citados asesinos, pero sobre todo de la miseria, que seguro entenderán esta descarnada frivolité.

COMENTARIOS