Quantcast
El tiempo en: Huelva
Sábado 13/08/2022
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

“Hay que evitar los combustibles fósiles en el consumo de energía en nuestra vida diaria”

Rafael Sánchez Durán, director general de Endesa en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, nos habla de la descarbonización a través de la electrificación

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Rafael Sánchez Durán, director general de Endesa en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla.
  • Endesa tiene inversiones por más de 1.400 millones en energías renovables en 40 proyectos
  • La electrificación consiste en sustituir las fuentes energéticas fósiles como gas o gasolina, por electricidad producida por fuentes renovables
  • En Andalucía Endesa atiende a más de 91.000 clientes acogidos al Bono Social

Una de las claves de futuro y de futuro inmediato que se ha planteado Endesa es contribuir a la necesaria descarbonización de nuestra sociedad a través de la electrificación, reduciendo el uso de los combustibles fósiles por energías renovables, reduciendo las emisiones de CO2 y la dependencia energética, que sufren los consumidores en su factura.

El contexto actual nos ha dado una lección, aumentar el ritmo de la transición energética ya no es una opción sino una necesidad

Pero ¿la clave está en el consumidor, sea en el hogar, sea en la empresa?

–Efectivamente Endesa ha anunciado su compromiso de acelerar la descarbonización de sus actividades y de adelantar el objetivo de convertirse en una empresa 100% renovable a 2040, remarcando así su liderazgo en la transición energética. Sin esta apuesta decidida no sería posible llevar a cabo a corto plazo la electrificación de la demanda energética, pero para que sea una realidad es necesario que los gobiernos establezcan estrategias y hojas de rutas coherentes que se implementen a través de planes nacionales, regionales y locales. Con todo ello, el consumidor, ya sea en el ámbito doméstico o industrial, únicamente tendrá que optar por las posibilidades  que más se adapten a sus intereses y necesidades.

¿Qué está haciendo Endesa para contribuir a este objetivo desde Andalucía?

–Nuestra compañía tiene previsto desarrollar un significativo cambio de mix energético que marque, desde nuestra posición de liderazgo, un compromiso firme con la transición energética. Para ello, está acometiendo el cese de la producción con carbón, con el cierre de la central Litoral de Carboneras, y significativas inversiones por más de 1.400 millones en energías renovables en 40 proyectos, principalmente fotovoltaicos y eólicos, acompañados por hibridación de tecnologías, proyectos de almacenamiento y de hidrógeno verde, que supondrán la generación de casi 6.000 nuevos empleos. Y está invirtiendo otros 1.200 millones en el trienio 2021-2023 para la renovación, automatización, ampliación y mejora de infraestructuras eléctricas para reforzar su servicio y atender las necesidades de la comunidad, contribuyendo en gran medida a la reactivación de la economía de la región. Uno de los principales objetivos es la digitalización de las redes de distribución, con infraestructuras eléctricas de la última tecnología, para la integración progresiva de las energías renovables y que supondrá otros 3.200 nuevos empleos en la región.

A nivel práctico, ¿qué puede hacer una familia para descarbonizar su vida diaria?

–Simplificando mucho la respuesta, evitar los combustibles fósiles en el consumo de energía en cualquiera de los ámbitos de nuestra vida diaria, en el transporte, en la calefacción, a la hora de cocinar, de calentar el agua sanitaria, etc. Aunque es una carrera de fondo, el contexto actual nos ha dado una lección y nos ha hecho ver que aumentar el ritmo de la transición energética ya no es una opción, sino una necesidad que nos ayudará a tener seguridad en los abastecimientos energéticos y depender menos del gas, el mayor problema a corto plazo que ha tenido Europa en las últimas décadas.

Hablan de electrificación de la demanda. ¿Cómo se traduce eso a escala doméstica?

–Como comentábamos antes, la electrificación consiste en sustituir las fuentes energéticas fósiles como el gas, la gasolina, el diésel, por electricidad producida por fuentes renovables como el sol, el viento o el agua, entre otros. Por poner ejemplos prácticos, consistiría en cambiar el gas para la calefacción, para calentar agua sanitaria o para cocinar por sistemas alimentados por electricidad. En el ámbito del transporte habría que sustituir la gasolina o el diesel para nuestros coches por electricidad, mediante vehículos eléctricos.

El ciudadano medio conoce las ventajas de un electrodoméstico eficiente porque reduce el consumo y la factura. ¿Qué otros elementos pueden sustituir una familia en su casa para reducir ese coste?

–Existen muchos consejos de consumo aplicables a nuestro día a día como regular la temperatura de la calefacción, tener un buen aislamiento de las ventanas para evitar las pérdidas o utilizar luces led, entre otros. En la web de Endesa (www.endesa.com)  se pueden encontrar muchas recomendaciones. Pero quizá lo más inmediato sea regular la potencia contratada a nuestras necesidades reales de consumo. Cada kilovatio que se baja son unos cinco euros de ahorro al mes, que son unos 60 euros al año. En este sentido, Endesa ofrece la App de infoEnergía que asesora de manera personalizada y gratuita en aspectos de consumo y de potencia. Asimismo, si adecuamos nuestros consumos a la tarificación por horas, trasladando el máximo de gasto energético a las horas valle, podremos ahorrar energía y estaremos contribuyendo a la integración de las energías renovables para hacer un modelo energético más sostenible.

Hablan de digitalización del hogar, ¿cómo se lleva ese cambio de paradigma?

–Estamos en la era de la digitalización y de la aplicación de la inteligencia artificial en nuestras vidas. En ese sentido, en el ámbito doméstico, la integración de soluciones digitales inteligentes en los edificios puede proporcionar una amplia gama de beneficios. Por ejemplo, si somos capaces de analizar los hábitos de consumo con la calefacción, ventilación, aire acondicionado,  iluminación, electrodomésticos (que cada vez son más inteligentes) podríamos crear patrones de uso que nos permitirían realizar previsiones de consumo en tiempo real, lo que beneficiaría al consumidor, porque mejoraría su eficiencia energética y su factura eléctrica; y al sistema eléctrico, porque ayudaría a equilibrar la demanda de la red.

La instalación de placas solares fotovoltaicas es una de sus propuestas. ¿Cómo sería asumible para los ciudadanos? ¿Tienen propuestas para extender su uso?

–Como comentábamos al inicio Endesa tiene previsto llevar a cabo más de 40 proyectos de plantas solares por toda Andalucía, serán plantas de generación de gran consumo que dependiendo de su potencia abastecerán a un número muy elevado de clientes. Por ejemplo, en el caso de que la instalación sea de 50 megavatios podrá suministrar energía a más de 30.000 habitantes. Por otro lado, Endesa está presente en la Mesa para el Autoconsumo de Andalucía, liderada por la Agencia Andaluza de la Energía, para fomentar este tipo de generación renovable a nivel de usuario y ofrecer toda la información sobre ayudas y posibilidades de instalación. Asimismo, Endesa X ofrece una amplia gama de ofertas y servicios que pueden consultarse en su página web www.endesaxstore.com. Además de todo esto, Endesa está desarrollando los proyectos eCitySevilla y eCityMálaga de la mano de la Junta de Andalucía, los ayuntamientos de las dos ciudades y PCT Cartuja y Málaga TechPark para desarrollar en estos parques tecnológicos cómo deben ser las ciudades del futuro en cuanto a generación de energía renovable, eficiencia energética en edificios, movilidad sostenible y digitalización. De las conclusiones que se obtengan y las experiencias reales se podrán extrapolar muchas medidas al resto de las ciudades.

¿Tiene Endesa contemplada alguna medida para evitar la brecha energética que hace que muchas familias no puedan costearse ese suministro básico?

–Las personas en situación de vulnerabilidad pueden acogerse al Bono Social, que es una medida impulsada por el Gobierno y sufragada por las empresas energéticas, que ofrece descuentos hasta el 70% de la factura eléctrica. Además, aquellos clientes que se encuentren en una situación de vulnerabilidad severa y estén atendidos por los Servicios Sociales de la Administración, no tendrán que hacerse cargo de la factura siempre que la Administración financie al menos el 50% del importe. En Andalucía Endesa atiende a más de 91.000 clientes acogidos al Bono Social. 

TE RECOMENDAMOS