El tiempo en: Huelva
Jueves 18/04/2024  

Andalucía

Sandra Sánchez ve "injusto" que el kárate no sea olímpico en París

La campeona olímpica de kárate en Tokio 2020 considera que la exclusión de esta disciplina supone "una decepción y una injusticia"

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • sandra sánchez. -

Sandra Sánchez, campeona olímpica de kárate en Tokio 2020 en la modalidad de kata, reconoce en una entrevista concedida a EFE que, de continuar en el programa olímpico de París 2024 su deporte, cuya exclusión considera "injusta", "seguramente hubiera estado en el campeonato".

De hecho, considera que la exclusión de esta disciplina en la capital francesa supone "una decepción y una injusticia porque deberían seguirse criterios más trasparentes y específicos y no otros motivos ocultos, por lo que hay que esperar que se reconsidere para el futuro y ya se está trabajando en ello".

La talaverana, retirada de la competición en el verano de 2022 tras los Juegos Mundiales, donde logró un nuevo título, abre esta tarde el VI Foro Internacional del Deporte (FID) Ciudad de León Abanca 2023 para hablar "de una vida en lo personal y lo deportivo y de cómo se han mezclado ambas hasta llegar a cumplir un sueño pese a las múltiples dificultades".

Sánchez ha vivido, dice, "dos vidas", la primera después de tocar fondo con la enfermedad de su madre que le hizo abandonar la concentración en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid y la otra, de la última década, plagada de éxitos deportivos y en la que tuvo que sobreponerse a la falta de apoyos inicialmente para convertirse en la mejor karateca española de todos los tiempos.

"Durante muchos años no se me tomó en cuenta, pero eso no hizo que me rindiera, sino todo lo contrario y me obligó a superarme y a afrontar la vida con garra y esa sonrisilla que me ha acompañado desde entonces, aunque me tuviera que ir fuera de España para ganarme mi sitio y volver, a una edad tan inusual como los 32 años, a la selección española", narra.

Una espinita clavada

La karateca, pese a reconocer que en el momento de apostar por acompañar a su madre en un trance vital tan importante no era la deportista en la que después se convirtió, si insiste en que le quedó "la espinita clavada de no recibir demasiadas llamadas o apoyos en esos momentos".

"Tuve que recuperar mi espacio tras irme a Australia y, posteriormente, competir como club en Dubai", apunta.

Después de ir escalando posiciones en el escalafón mundial y una vez recuperado su estatus en el combinado nacional, Sandra encontró la cúspide en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aunque antes en el mundial de Madrid ya había experimentado las mejores sensaciones, aunque le faltara la guinda de vencer a una rival japonesa y encima en su país.

"Eran los primeros y, de momento, los últimos Juegos donde había competición olímpica de kárate en un país donde es una religión y había que romper una barrera que parecía infranqueable, pero quizá el año de parón por la pandemia supuso un punto de inflexión para poder trabajar más y llegar mentalizada al máximo", comenta.

Hoy se estrena el documental que emite la plataforma Rakuten centrado en su figura bajo el título "Karate-do" y donde, según explica, se recupera un pedacito de su corazón "que había estado muy guardado en un trabajo tratado con mucho respeto".

Apoyo al deporte femenino español

Sánchez no elude su defensa a ultranza por la necesidad de un mayor apoyo al deporte femenino español "para que se puedan seguir viendo, con el apoyo y la visibilidad necesarios, los éxitos que ahora se están consiguiendo en diferentes disciplinas, porque se trata de crear referentes que permitan lograr una nueva sociedad".

En este sentido, con respecto a la polémica tras el título mundial conquistado por la selección española de fútbol en Australia, la karateca lamenta que "se dejara en un segundo plano el gran éxito que supuso", y precisa que es algo que ella también ha vivido por otras cuestiones en algunos casos y considera "injusto" cómo se ha ensuciado esa gran gesta.

"Solo espero que todo lo sucedido sirva para que se mejore y sea más limpio el fútbol femenino en España", apostilla.

Con respecto a su futuro, está encaminado a seguir expandiendo sus enseñanzas, junto con su entrenador y marido Jesús del Moral, para lo cual realiza seminarios por todo el mundo -el próximo será en Estados Unidos-: "Hacemos un buen equipo para transmitir en todos los países, tanto en los entrenamientos técnicamente como también en una visión global con psicólogos o nutricionistas", concluye.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN