El tiempo en: Huelva
Jueves 22/02/2024  

La Gatera

La venganza del campo

A medida que avanzan los años, me doy cuenta de que me aferro cada vez más a mis raíces en Marchena, un lugar de campos de olivos, y al recuerdo de la mano...

Publicado: 09/11/2023 ·
11:30
· Actualizado: 09/11/2023 · 11:30
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La portada del libro. -
Autor

Rosa G. Perea

Rosa G. Perea es escritora. Es cofundadora del Club de Lectura del Ateneo de Sevilla y editora en Almuzara

La Gatera

Como escritora, editora y colaboradora en medios de comunicación, Rosa G. Perea habla de todo, predominando la cultura

VISITAR BLOG

A medida que avanzan los años, me doy cuenta de que me aferro cada vez más a mis raíces en Marchena, un lugar de campos de olivos, y al recuerdo de la mano nudosa de mi abuelo José, quien los talaba con la misma dedicación que quien cuida a un hijo. Por eso, la lectura de "La venganza del campo", escrito por Manuel Pimentel, ha despertado en mí una profunda oleada de emociones.

Esta obra arroja luz sobre una cuestión crucial en la sociedad actual: el trato que recibe el sector primario, el cual nos suministra los alimentos que consumimos a diario. Pimentel destaca con preocupación la creciente subida de los precios de los alimentos y la inminente amenaza de una crisis alimentaria. Sin embargo, en lugar de asumir la responsabilidad de esta situación, algunos políticos culpan injustamente a distribuidores, agricultores, ganaderos y pescadores, intentando justificar sus propios errores y su ineficacia. La obra nos lleva a reflexionar sobre cómo hemos llegado a esta injusta situación en la que quienes nos proveen de alimentos esenciales son menospreciados en lugar de ser valorados.

Agricultores, ganaderos y pescadores, que en tiempos pasados fueron considerados héroes, ahora son percibidos como enemigos del medio ambiente o maltratadores de animales. No recuerdo persona más considerada con el medio ambiente que mi abuelo José, y que tratara a los animales como debe tratárseles, como animales, respetando su hábitat y su destino, que mi abuelo Lope.

A pesar del aumento de los precios de los alimentos, los campos siguen siendo abandonados y la producción agrícola se reduce. Esto nos lleva a preguntarnos por qué la sociedad y los políticos castigan a las personas del campo mientras exigen alimentos de calidad a precios bajos. Este dilema refleja la contradicción en la que vivimos, deseando comida buena, bonita y barata, pero sin brindar el apoyo necesario a la agricultura, ganadería y pesca.

En resumen, "La venganza del campo" de Manuel Pimentel se presenta como una obra esencial para comprender la relación problemática que hemos construido entre la sociedad y el campo. Esta sociedad parece haber olvidado que sin el campo no puede subsistir. Este libro nos invita a reflexionar sobre esta cuestión apremiante y a buscar soluciones.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN