El tiempo en: Huelva
Miércoles 17/04/2024  

Andalucía

El Gobierno de Israel pone a prueba la “paciencia estratégica” de Irán

Irán considera que ha hecho gala de lo que ha bautizado como “paciencia estratégica” y que consiste en evitar un conflicto directo

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Ebrahim Raisi. -

Irán e Israel mantienen desde hace décadas un enfrentamiento encubierto, pero han evitado choques directos. Una premisa puesta ahora a prueba tras el ataque contra el consulado iraní en Damasco y del que Teherán acusa a Tel Aviv.

Irán considera que ha hecho gala de lo que ha bautizado como “paciencia estratégica” y que consiste en evitar un conflicto directo y responder a lo que considera agresiones israelíes a través de sus aliados en Oriente Medio.

Desde el inicio de la guerra en Gaza el 7 de octubre se han multiplicado los ataques israelíes contra intereses iraníes en suelo sirio, que han costado la vida al menos a 15 guardias revolucionarios, al tiempo que los Hutíes del Yemen o el libanés Hizbolá -aliados de Teherán- han tratado de dificultar la existencia de Israel.

En el ataque del lunes contra la sede diplomática iraní murieron siete guardias revolucionarios, entre ellos el máximo responsable de la Fuerza Quds en Siria y Líbano, el general de brigada Mohamed Reza Zahedi, además de seis ciudadanos sirios.

Se trata del peor golpe al cuerpo militar de élite tras la muerte de Qasem Soleimani, un general iraní que encabezaba la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria hasta que fue asesinado por los EE.UU. en 2020 en un bombardeo en Irak.

Respuesta iraní

La gran pregunta tras el ataque del lunes contra el consulado iraní en Damasco es si Teherán mantendrá esa “paciencia estratégica” en la respuesta que han prometido los líderes iraníes.

En su primer mensaje tras el ataque consular, el líder supremo de Irán, Ali Jameneí, pareció indicar que Teherán responderá directamente y no a través de sus aliados.

"El malvado régimen (Israel) será castigado por nuestros valientes hombres. Haremos que se arrepientan de este crimen y de otros similares, con la ayuda de Dios”, aseguró la máxima autoridad iraní.

En una subida de tono, los sectores más duros del país persa se apresuraron a pedir ataques directos contra sedes diplomáticas israelíes.  

“Mi sugerencia es atacar abierta y directamente uno de los centros diplomáticos de los sionistas (israelíes) en uno de los países de la región, preferiblemente Azerbaiyán”, afirmó el parlamentario conservador Jalal Rashidi Kuchi en X.

Una postura que apoyó el director del ultraconservador diario Keyhan, Hosein Shariatmadari: “Atacar las embajadas y consulados del falso régimen israelí en cualquier otro país es un derecho absoluto de Irán”.

Pero también surgieron voces más calmadas que llamaron a mantener la “paciencia estratégica” y evitar una confrontación directa.

“Se debe de mantener la paciencia estratégica y no atacar directamente a Israel”, dijo el analista político Nosratolah Tayik al diario Etemad.

“Israel quiere que Irán reaccione, que la situación empeore y se  amplíe el alcance de la guerra, pero los intereses de Irán no están en un enfrentamiento directo”, añadió el comentarista político.

Un punto de vista con el que concuerda el presidente de Eurasia Group, Ian Bremmer.

“Irán no quiere realmente implicarse directamente en una guerra con Israel (o Estados Unidos). Israel está poniendo a prueba esa premisa, pero se mantiene”, escribió el analista estadounidense en X.

 Peligro de expansión del conflicto

Irán ha advertido en numerosas ocasiones desde el comienzo de la guerra en Gaza el 7 de octubre que Israel está tratando de expandir el conflicto en Oriente Medio, sugiriendo que buscan implicar aún más al país persa.

Teherán ya juega cierto papel en este conflicto dado que lidera el llamado Eje de la Resistencia, alianza informal antiisraelí formada por los Hutíes del Yemen, el libanés Hizbolá, Hamás o la miríada de milicias islámicas en Irak y Siria.

Para Amal Saad, de la Universidad de Cardiff y especializada en el Eje de la Resistencia, la respuesta de Irán es “inminente” y tendrá como objetivo restaurar el poder de “disuasión” del país persa.

“La audacia de Israel ha agotado la paciencia estratégica de Irán. La respuesta de Irán debe ir más allá de represalias anteriores contra el Mossad (inteligencia israelí) en Erbil (en referencia a un ataque anterior)”, advirtió la analista en X. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN