El tiempo en: Huelva
Jueves 20/06/2024  

Trópico de letras

¿Nos roban el tiempo?

El privilegio del capitalismo se encuentra en el tiempo que  retienen trabajando al trabajador y que no es un tiempo pagado...

Publicado: 13/04/2024 ·
10:41
· Actualizado: 13/04/2024 · 10:41
  • Variedad de relojes marcando distintas horas. -
Autor

Mari Loli Romero López

Maestra y escritora. Colaboradora en revistas internacionales. Dos libros publicados y cinco pendientes de publicación

Trópico de letras

Este blog trata de opiniones diversas sobre un mundo diverso

VISITAR BLOG

Por una parte, los científicos afirman que el deshielo polar está retardando la velocidad de rotación de la Tierra. Como consecuencia, se produce una asincronía entre el tiempo de los relojes atómicos y el tiempo universal (UTC), cuya adaptación podría provocar una alteración y un trastorno global de las comunicaciones. Los negacionistas climáticos no estarán de acuerdo con esto, pero científicamente se está demostrando. Los científicos lo están comprobando y aseguran que el deshielo provocado por el calentamiento global en los casquetes polares está influyendo en la velocidad de rotación de nuestro planeta Tierra, que se va desacelerando. La causa radica en que el hielo derretido y convertido en agua está variando la regularidad de la masa terrestre, a lo que hay que sumar el frotamiento de las mareas y las variaciones en el núcleo líquido de la Tierra, reduciendo el ritmo de la rotación, ocasionando un desfase entre el principal patrón de tiempo, el Tiempo Universal Coordinado (UTC) y el que marcan los relojes atómicos. Todo esto afecta a la duración de los días terrestres. Si se mantiene esta situación, lo más seguro es que hacia el año 2030 la Tierra irá un segundo adelantado del tiempo medido por los relojes atómicos.

Un día tiene 86400 segundos, pero la rotación irregular de la Tierra provocaba que el planeta girara más rápido, resultando que los días terrestres duraran un segundo menos. Para compensar esto, al final de cada año se añade un segundo más. Según Vitali Pálchikov (científico ruso), para compensar el aumento de la velocidad de la rotación, para el año 2028 habrá que restar otro segundo.

Uff! Ganamos un segundo, perdemos un segundo...Si a todas estas teorías científicas difíciles de entender, le añadimos el cambio de hora que sufrimos en primavera y otoño, podríamos pronosticar que nos manipulan y nos roban el tiempo. Porque es bien sabido, aunque posiblemente muchas personas lo ignoren, es que el capitalismo es un modo de producción basado en el robo del tiempo. Vamos a aclararlo, según lo tengo yo entendido. El privilegio del capitalismo se encuentra en el tiempo que  retienen trabajando al trabajador y que no es un tiempo pagado. Ese tiempo de vida deja de ser nuestro al venderlo a cambio de un sueldo, por lo que, ya únicamente se puede hacer con él lo que quien nos lo ha comprado, nos ordene. Ahí reside “la pobreza de tiempo” de los asalariados.  Pero, encima, los capitalistas se permiten el lujo de adueñarse del tiempo natural, astronómico, demostrándonos así su dominio y sometimiento sobre el conjunto social, sobre nuestras vidas y sobre nuestros ciclos biológicos. Así que aquí tenemos la subyugación de los cuerpos a los ritmos del capital. La acomodación y la receptividad a la gradual progresión de la luz solar que los seres vivos mantenemos con el desplazamiento terrestre, son de golpe perturbados por una medida arbitraria de adelantamiento de una hora. Este hecho, en España, fue una decisión franquista para equipararnos más aún a la Alemania nazi, lo cual se convirtió en el despropósito de quedar dos horas por encima del tiempo solar, con todas las consecuencias perjudiciales para nuestro reloj biológico, manifestándose más todavía en niños , ancianos y personas con trastornos físicos y psicológicos. Y, si al menos sirviera para algo, pero que lo basen en que se ahorra en energía,...puede que se ahorre “algo” en energía, pero ganamos en trastornos de sueño, trastornos en la totalidad de la vida animal, enfatizándose con el estrés climático…

Cada vez somos más inconscientes del cambio climático, nos vamos acostumbrando y nos da igual que llueva o que no llueva, porque es fantástico poder pasear con ese sol espléndido y tenerlo hasta las diez de la noche, como estupendo es tener 30 grados en invierno y no pasar frío. Sí, nos da igual que llegue un día en el que no salga ni una gota de agua del grifo. Pero bueno, es así como nos acostumbran también los medios de comunicación convencionales dominados por el capitalismo. Somos sumisos en todo, nos roban, e incluso nos roban el tiempo y aceptamos el robo, pero claro, estamos bajo el dominio y el poder del Capital y de su supremacía cultural.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN