Quantcast
El tiempo en: Huelva
Miércoles 16/06/2021

Andalucía

Hosteleros andaluces hacen balance negativo de Semana Santa

Ha incidido en que "todos hubiéramos esperado una Semana Santa mucho mejor"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Terraza de un bar.

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía y de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), Javier Frutos, ha hecho balance "muy negativo" de esta semana Santa, que ha calificado de "atípica", y ha incidido en que "todos hubiéramos esperado una Semana Santa mucho mejor". De hecho, ha señalado que si se tiene que comparar con una Semana de Pasión "normal" a nivel regional la caída en cuanto a facturación ha sido de en torno al 60 por ciento.

No obstante, ha reconocido que hay provincias a las que las restricciones de la movilidad les afecta más que otras pero "la media que tenemos en las estadísticas de Andalucía está en torno a una baja del 60 por ciento".

Frutos, en este sentido, ha agregado que quizá las provincias de costa "se han visto más afectadas" que las del interior, pero en líneas generales "la situación es bastante complicada" y "a nivel de facturación se ha notado bastante".

Por otro lado, ha señalado que si se compara cómo ha sido esta Semana Santa con una semana anterior normal, el nivel de facturación ha aumentado "algo", entre otros, "porque han sido cuatro días festivos y repercute positivamente en la facturación, que la gente salga y eso indudablemente ayuda".

"Todo eso a día de hoy es beneficioso para la hostelería, que estamos en unos números, la verdad, que dramáticos; necesitamos oxígeno sí o sí y esto algo nos da", ha dicho, añadiendo que "desgraciadamente ahora hemos empezado una semana que será muy parecida a las anteriores de las de Semana Santa y eso desgraciadamente sin recibir ayudas, como estamos a día de hoy tras un año, con una facturación ya entorno al 65-70 por ciento de acumulado de bajada...".

Así, Frutos ha insistido en la situación "dramática" que vive el sector, que se siente "maltratado": "Creemos y necesitamos esa colaboración de las administraciones, agilidad con el tema de las ayudas", lamentando, además, que aún no han sido recibidos por la Junta de Andalucía en relación con abordar "esas restricciones que puedan venir a día de hoy".


En este sentido, ha criticado que nuevamente no se plantee la mesa técnica, ya que "creemos que podemos ser parte de la solución". "Un sector tan importante como la hostelería cree que llega ya, incluso, a una falta de respeto, como lo hemos dicho en otras ocasiones".

"SOMOS LA JUSTIFICACIÓN DE QUE SE ESTÁ HACIENDO ALGO"

Por otro lado, ha vuelto a lamentar que, a su juicio, el sector está siendo el "sacrificado" de la gestión pública: "Se está demostrando que no se sabe atajar el virus y somos la justificación de que se está haciendo algo".

En este sentido, se ha remitido a las acciones que se están haciendo en otros países como Francia, Italia o Alemania ante la nueva ola con los negocios de hostelería cerrados "y las olas están subiendo, los contagios están subiendo".

"Eso quiere decir que no es culpa de la hostelería, llevan desde octubre con los negocios cerrados. Nosotros estamos en continua apertura-cierre y seguimos exactamente igual", ha abundado. Eso sí, ha proseguido, "nos estamos convirtiendo, en el momento que hay algún tipo de repunte, en el primero que se mira y se cierra simplemente para justificar", ha advertido.

MÁLAGA

Por otro lado, el también presidente de Mahos ha señalado en relación con Málaga y la Semana Santa que, al ser costera y vivir mucho de la movilidad en esta Semana de Pasión, "le afecta mucho más el cierre perimetral".

"La hostelería tiene un problema enorme también, independientemente de la movilidad entre provincias, que es el horario", aludiendo a que un cierre a las 22.30 horas le afecta "muchísimo".

"Otras comunidades, como Madrid, que para bien o para mal, al final nadie le puede decir que haya mucho más contagios con la apertura de los negocios de hostelería pero se ha educado al ciudadano de Madrid a poder cerrar a las 20.00 horas porque llevan un año prácticamente con un horario similar. A nosotros nos han cerrado completamente, a las 18.00, hasta las 21.30, hasta las 22.30...".

Por ello, ha dicho que "con tantísimos cambios horarios es imposible que a una ciudadanía le puedas cambiar cenar a las 20.00 horas, ese turno está perdido". El no poder dar cenas, por tanto, afecta "muchísimo", ha reiterado.

En el caso de la provincia de Málaga la caída de facturación está en torno al 65 por ciento menos, donde la costa ha estado "muy afectada; en los barrios se ha notado menos", ha precisado, reiterando que "las bajadas de facturación son muy importantes".

En cuanto a la ciudad de Málaga, por último, ha agregado que ha habido "movimiento, se han visto las terrazas llenas, los interiores cuestan mucho llenarnos y las cenas prácticamente son residuales". A nivel de facturación también se sitúa en ese porcentaje de caída.

COMENTARIOS