Quantcast
El tiempo en: Huelva
Lunes 06/12/2021
 

Cádiz

“El mundo del flamenco está en un proceso de evolución o de revolución”

El bailaor Eduardo Guerrero ha presentado en los espacios de Tabacalera su trabajo ‘Qualitätskrontrolle’, dentro de la programación de la 36ª edición del FIT

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • Eduardo Guerrero en una imagen promocional de su espectáculo

El gaditano Eduardo Guerrero no es un bailaor al uso. Amalgama todos los elementos del arte a favor de su piel, que diría Ruibal. Atesora el poso del flamenco más puro, amoldándolo a los tiempos, alejándose de las zonas de confort, con la fuerza y el impulso que le dan sus raíces.

Ya se ha estrenado en Cádiz  ‘Qualitätskrontrolle’ dentro de la programación del FIT en los espacios de Tabacalera. ¿Por qué este nombre?

–Es un título es el alemán y es la traducción de control de calidad porque el fin de la propuesta es el control de calidad que hay bajo la visión de la danza, la electrónica, la música y todo ello en diálogo con el espacio que. El título engloba todas las propuestas para llevar a cabo un control de calidad de todos los elementos que se suceden en esta pieza.

¿Qué experiencia se lleva el espectador?

–Viene a vivir una experiencia totalmente diferente al igual que los artistas que participamos en esta pieza.  Nace a partir de otros tiempos, otras miradas en la situación en que se encuentra el espectador, que deja de ser un público pasivo que acude al teatro y se convierte en público activo. El hecho de es encontrarse en una situación nueva, ya que el espacio es totalmente diferente. Es una propuesta que también para nosotros es algo innovador y que crea una situación  en nosotros de la escucha del espacio. La propuesta en Tabacalera es algo que sólo va a ocurrir esta vez y por eso está en continuo crecimiento, cada vez que se hace, es en un lugar diferente, con un músico diferente, por eso es una propuesta que también para nosotros es algo innovador y que crea una situación  en nosotros de la escucha del espacio.

En ‘Qualitätskrontrolle’ cuenta también con artistas locales, como Calde Ramírez. ¿Cómo está siendo la experiencia?

–Pues única. Estamos encantados y disfrutando. El trabajo que hace Calde es maravilloso. No nos habíamos dado cuenta de que podíamos conectar tanto,  llevamos aquí varios días y hay una creación musical y sonora muy rica. Es alucinante. Para mí ha sido un descubrimiento maravilloso.

Es un artista disciplinar, se amolda a diferentes lenguajes

–En el fondo son sensaciones que uno las va provocando y buscando porque las tiene internas y creo que desde pequeño siempre he sido muy inquieto y curioso. Ahora que ya estás dentro de este lenguaje  y que al final ya conoces de donde viene y cuál es tu raíz,  no hay que cambiarlo o desvirtuarlo, es contar lo que estás sintiendo realmente. El hecho de no juzgarte, disfrutar del momento en que uno está, tener una escucha interna, porque a veces nos olvidamos preguntarnos a nosotros mismos quiénes somos y obviamos algo  tan importante. Al final lo que piense el resto ¿qué es? algo que piensa alguien. Lo importante es lo que uno piense de sí mismo.

¿Qué hay de único en este espectáculo?

–Pues que es algo que ocurre justo en el momento. Diferente cada vez. Ya lo experimentamos en Ámsterdam, en Colombia y en cada ciudad que se presenta es totalmente diferente. Hemos podido trabajar en una iglesia, en un museo, así el espectáculo se va adaptando, creciendo y haciendo una escucha totalmente diferente. En este caso nos hemos sentado y lo  primero que hicimos todos, antes de experimentar con el lugar fue hablar con el guarda de seguridad que estaba en la puerta y escuchar la historia, la historia del lugar. Las escenas suceden según están en el espacio, no tienes que infectar nada, ni cambiar, ni camuflarlo y así se trabaja sobre él.

Hemos escuchado historias maravillosas que han ocurrido en este lugar, tabacalera, y yo que soy del barrio de Puntales, he pasado mil veces por ahí y siempre me he preguntado qué ocurriría dentro de ese lugar, si algún día pudiera bailar ahí.

Volver a FIT es mágico. He estado otras veces, llegando a inaugurarlo y es una experiencia increíble. En esta ocasión con dos días dentro de un programa que sale de lo que es la línea de la programación del flamenco, que se le da a Cádiz una nueva lectura de lo que queremos los gaditanos hacer. Igual que lo hacen otros artistas, que no sea sólo la música diferente, sino también quela danza pueda ser capaz de entrar en esos diálogos y en esa forma.

¿Cómo ve el mundo del flamenco actualmente?

–El mundo del flamenco está en un proceso de evolución o de revolución. Hay muchos artistas jóvenes que están ahora mismo dentro de ese candelero y lo que queremos es que se nos escuche y se nos vea. Era necesario que ocurriera, porque ya hemos vivido lo que ha ocurrido antes y ahora estamos en ese temblor del cambio, que servirá para esos otros jóvenes que nos ven a hora como nosotros veíamos a nuestras, grandes cantaores y bailaores de antes y que terminaran ocupando ese lugar.

¿Cómo es el público de Cádiz? 

–Yo siempre estoy a favor de volver a Cádiz, es mucha responsabilidad, pero yo me siento profeta en mi tierra y muy querido. Cuando presento propuestas, el público las acepta y yo creo que es también porque no he perdido la ilusión y ganas de seguir descubriendo. Eso la gente lo agradece,  porque yo sigo manteniendo esa conexión con mi tierra, con Cádiz y ademas el público crece al igual que lo hace el artista.

¿Cuál es su seña de identidad?

–La seña de identidad es que me he mantenido fiel a mis principios  el deber de la raíz para llegar a otro lugar. No quiero cambiar nada. Es un proceso y evolución como artista y como persona. A la vez que crezco, crecen las dos vertientes, creo que es lo que me da el arte, un regalo para mi trabajo personal.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?

–Seguir adelante con los trabajos para el Festival de Jerez, el nuevo espectáculo ‘Debajo de los pies’ y ahora mismo embaucado en seguir trabajando con esta propuesta. Iremos a Portugal, Dubai, Villena, Madrid, Arganda... hay un recorrido enorme ahora mismo y con el deseo de poder estar en la próxima Bienal de Flamenco  de Sevilla con una nueva propuesta.

TE RECOMENDAMOS