El tiempo en: Huelva
03/03/2024  

Calle Palacio

Huelva y el Mundial-30

La ocasión vuelve a presentarse y no hagamos como hace 41 años, dejarla pasar por falta de iniciativas, porque “camarón que se muere, el agua se lo lleva"

Publicado: 11/10/2023 ·
12:15
· Actualizado: 02/11/2023 · 17:22
  • Hotel de Isla Canela. -
Autor

Vicente Parra Roldán

Abogado y profesor, ha estado vinculado a los medios de comunicación onubenses toda la vida y colabora desde hace años con Viva Huelva

Calle Palacio

El articulista propone un paseo por las calles y situaciones de Huelva

VISITAR BLOG

La concesión de la celebración del Mundial-30 a diversos países, entre ellos España, ha hecho que muchas personas pongan sus cabezas a imaginar cosas y hay quienes ven a miles de aficionados en la terraza de ‘En la Esquinita te espero’ o comprando marisco en la Lonja ubicada en la zona portuaria e, incluso, viendo un encuentro en el Estadio Nuevo Colombino.

Pero hay que ser realista y reconocer que nuestra provincia tendrá un papel secundario, tan secundario que si recordamos el Mundial-82, nuestra provincia solo sirvió de paso a los aficionados lusitanos que acudieron a Sevilla a presenciar los encuentros que disputaba Brasil. Al menos, al llenar los tanques de gasolina en Ayamonte, algo dejó la competición.

Ahora se nos presenta otra oportunidad y, desde mi punto de vista, hay una que puede ser muy beneficiosa en un presente y en un futuro. Desde ya, los responsables de turismo de los ayuntamientos en Isla Canela e Islantilla  -que son los que cuentan en sus inmediaciones las mejores instalaciones futbolísticas de nuestra provincia– deben entrar en contacto con la Federación de Brasil –que, probablemente, volverá a solicitar sus partidos en Sevilla– para invitar a todo el grupo que constituye la selección nacional durante su estancia en Huelva. Es decir, que se concentre, entrene y trabaje en una de estas dos localidades.

¿Por qué Brasil? Porque la selección carioca vendría acompañada de más de dos centenares de periodistas que siguen a la selección. Y, estos además de las pernoctaciones, harían numerosos gastos que beneficiaría a los industriales de la zona y, al mismo tiempo, con sus trabajos, darían a conocer la belleza e importancia de la costa onubense y, posiblemente, cuando la hinchada canarinha decida donde establecerse durante el Mundial, muchos decidan hacerlo en la costa onubense que le ofrecería grandes prestaciones, entre ellas la cercanía con Portugal, tan ligada a Brasil.

Es cuestión de pensar en lo que se va a hacer y llevarlo a cabo lo antes posible porque “camarón que se muere, el agua se lo lleva”. Y, en materia de turismo, hay que trabajar muy de prisa porque hay mucho dinero en juego. Y la costa onubense, especialmente Isla Canela e Isla Cristina, tiene mucho que ofrecer.

Si no fuera posible el acuerdo con Brasil, podrían buscarse otras vías. Quizás, la de países europeos de los que muchos compatriotas llegan cada año a esta zona del litoral onubense y, con el Mundial, podrían ser dadas a conocer a otras muchas personas que, cada año, viajan a España.

Hay que empezar a trabajar ya antes de que se nos adelante otras zonas turísticas. Y el turismo puede ser la gran aportación de Huelva a este evento y los profesionales onubenses ya tienen experiencia tras el fracaso del 82, que pasó por nuestra provincia con más pena que gloria. Ahora es el momento oportuno antes de que llegue la gran avalancha.

Dejemos las rencillas entre los pueblos a un lado y busquemos lo que es mejor para todos. Isla Canela e Islantilla tienen un magnifica infraestructura hotelera y cuentan con unas magnificas instalaciones futbolísticas a muy escasa distancia. Y cuentan con muy buenos profesionales para que, analizando la situación, decidan la actuación más conveniente para que, de una puñetera vez, Huelva pueda beneficiarse de algo importante.

Y, por supuesto, el Patronato Provincial de Turismo de Huelva debe dar también el paso adelante y ponerse al frente de esa organización para que nuestra provincia no solo sea más conocida sino la más apetecible para disfrutarla en las vacaciones o en cualquier otra ocasión.

La ocasión vuelve a presentarse y no hagamos como hace 41 años, dejarla pasar por nuestra falta de iniciativas.  

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN