Quantcast
El tiempo en: Huelva
Lunes 02/08/2021

Con el alma en pie

Que dimita... ¿Quién?

Días pasados me llamó mucho la atención la petición de dimisión al alcalde que un representante sindical, en una foto con otros dos representantes detrás...

Publicado: 02/10/2019 ·
13:01
· Actualizado: 02/10/2019 · 13:01
Autor

Ana Tudela

Ana Tudela se declara una mujer liberal en la trinchera social y política desde muy, muy joven

Con el alma en pie

Este espacio es una mirada femenina y crítica a lo que sucede en la capital y a vida municipal

VISITAR BLOG

Días pasados me llamó mucho la atención la petición de dimisión al alcalde que un representante sindical, en una foto con otros dos representantes detrás a los que al parecer también daba voz, realizó en el curso de una concentración ante el Ayuntamiento por el tan manido tema de Onda Jaén. No  voy a hablar otra vez del asunto de la tele, por cuanto creo que he dejado clara mi opinión en esta misma columna, y aún está “caliente” la tirilla de ayer de mi querido Santiago Donaire, plena de claridad y de argumentos.
Lo que quiero resaltar es la “soltura” con la que algunos personajes públicos se lanzan a solicitar dimisiones de alguien a quien apenas hace unos meses miles y miles de jienenses votaron y eligieron para que les representara en la gran cita de la democracia municipal, mientras que ellos apenas son capaces de convocar poco más de un centenar de personas en una plaza que, además, siendo tan amplia, da y quita razones a muchas movilizaciones; tanto más en esta ocasión –¡ay, las redes!- en la que, en algunos casos no fueron respaldados ni por los suyos, días después, por cierto, de una “extraña” -dejémoslo en “extraña”- foto que, explícitamente, ligaba a esos responsables con el principal partido de la oposición, de derechas-derechas, para más señas. El mundo al revés.
Llevo muchos años en uno de esos sindicatos, con plena fe en un trabajo comprometido de no pocas dificultades, y no pienso tirar un carnet por cuenta de un error inconcebible que donde se debe explicar, y, en su caso, pagar por el responsable, es en el propio sindicato, cuya labor está muy por encima de inexplicables poses. ¿Qué hacen esos “responsables” pidiendo la dimisión del alcalde por una decisión de gobierno? La legítima decisión de priorizar unos gastos sobre otros en un Consistorio en ruinas. Una cosa es la defensa de los trabajadores, - qué desatino no haber encontrado esa misma defensa en otros episodios tan cercanos- y otra; el amparo de un monstruo de televisión donde todo se hizo con oscuridad sin que ninguna voz desde lo social exigiese nunca algo de orden. La labor sindical es básica, pero no puede saltarse a la torera el mandato de miles y miles de ciudadanos que claramente pidieron cambio. Y menos con actitudes caudillistas en las que se mezclen motivos que nada tienen que ver con la fundamental tarea del sindicato. Esas, al menos, con mi cuota no.

COMENTARIOS