Quantcast
El tiempo en: Huelva
Lunes 14/06/2021

Córdoba

Del Pozo dice que arrojar la cruz a vertedero es "barbaridad y humillación"

"No era necesario causar tanto daño y atacar tanto a los sentimientos; arrojar una cruz a un vertedero no tiene el respaldo de la ley, ni del sentido común"

Publicidad Ai
  • Vecinos y la Policía Local ante la Cruz del Llanito de las Descalzas.

La consejera andaluza de Cultura, Patricia del Pozo, ha dicho en el Parlamento andaluz que "lo que ha hecho la alcaldesa de Aguilar (Córdoba) de arrojar la cruz a un vertedero es una barbaridad, una falta de respeto a muchos ciudadanos" y "una auténtica humillación".

"No era necesario causar tanto daño y atacar tanto a los sentimientos; arrojar una cruz a un vertedero no tiene el respaldo de ninguna ley, ni del sentido común del resto", ha asegurado la consejera en la comisión de Cultura de la Cámara regional, pese a lo cual Vox ha insistido en pedir su dimisión por haber permitido su departamento que la cruz se quitara de su sitio.

"Por un mínimo de humanidad habría que recoger la cruz y colocarla de nuevo en Aguilar, de donde nunca debió salir", ha dicho la consejera antes de explicar que la retirada de este símbolo no se debió a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica sino a una decisión de la Comisión de Patrimonio, que autorizó su retirada por carecer de valor patrimonial y por estar en un arriate que provocaba humedades al monasterio de las descalzas, calificado Bien de Interés Cultural (BIC).


"La alcaldesa (de Aguilar, Carmen Flores) ha ofendido las creencias más profundas de muchos ciudadanos y ha utilizado como subterfugio la Ley de Patrimonio porque sus pretensiones no cabían en la Ley de Memoria Histórica", ha dicho Del Pozo, quien ha recordado que la alcaldesa ha confesado haberla quitado para ser consecuente con su ideología y que se trata de un símbolo franquista, cuando la propia alcaldesa, en 1980, votó con el resto de la Corporación por unanimidad para despojar a esta cruz de cualquier significado político.

"Es la cruz de la concordia y no existen vertederos en España que puedan con el consenso", ha remachado Del Pozo sobre aquella decisión municipal que en 1980 despojó de cualquier significado partidario a esta cruz de mampostería.

Sobre la alcaldesa aun ha añadido que "lo último que se espera de un responsable público es trabajar para dividir y ofender", ya ha asegurado que había en Aguilar grupos políticos municipales que desconocían el proyecto de quitar la cruz.

"El ultraje a la cruz me ha producido tremenda tristeza y pesar", ha asegurado la consejera, al añadir que los símbolos religiosos están protegidos por la Constitución y que "quien los pisotea, pisotea la Constitución", y concluir diciendo que "un partido deja de ser referente cuando le pierde el respeto a los ciudadanos" y que "antes de político hay que ser persona".

La diputada de Adelante Andalucía Ana Naranjo ha contestado a la consejera que está "atada de pies y manos" ante Vox, que es quien "la sostiene en el poder" y quien pide su dimisión.

Ha recordado que la alcaldesa de Aguilar ganó "por mayoría absolutísima" y se ha limitado a cumplir su programa electoral, lo que a su vez ha sido contestado por el diputado del PP Ignacio Molina, que ha asegurado que eso no figuraba en el programa electoral de la alcaldesa y le ha reprochado a Naranjo su reciente viaje a Venezuela.

Naranjo abandonó la comisión para no escuchar al diputado de Vox Benito Morillo, quien ha calificado a Adelante de "extrema izquierda" y no ha mostrado la cruz en el vertedero por "sentir vergüenza", ha acusado a la izquierda de olvidar el espíritu de reconciliación nacional como "odiadores profesionales" y, al dirigirse a la consejera, ha rechazado que se trate de "un tema técnico o menor", le ha dicho que "siguen sin aprender" y que les han servido de "cómplices a los bárbaros" a quienes "ha dejado que se salgan con la suya.

El diputado de Ciudadanos Emiliano Pozuelo ha lamentado que con 826 enfermos y 18 muertos por covid en Aguilar, su alcaldesa se entretenga en estos asuntos, mientras que el diputado socialista Pablo Durán ha reprochado el tono empleado por la consejera por "avivar la polémica" y ha afirmado que en Aguilar no se ha cometido ninguna ilegalidad.

COMENTARIOS