Quantcast
El tiempo en: Huelva
Miércoles 22/09/2021

El Jueves

Un no parar

El señor que habita la Moncloa, de la manera que la habita, es un no parar en cuanto a las sorpresas que cada día nos sirve a la hora del almuerzo...

Publicado: 28/02/2019 ·
22:51
· Actualizado: 28/02/2019 · 22:51
Autor

Miguel Andréu

Miguel Andréu es comunicador y escritor. Actualmente, director de Andréu Comunicación

El Jueves

Este blog aborda temas generales de actualidad, preferentemente de interés local en Sevilla

VISITAR BLOG

El señor que habita la Moncloa, de la manera que la habita, es un no parar en cuanto a las sorpresas que cada día nos sirve a la hora del almuerzo. Lo de la hora del almuerzo es porque es cuando uno se entera, como la mayoría de los españoles que nos pasamos trabajando toda la mañana, de las noticias que han sucedido en el día, o en la mañana, más bien. Ya estamos casi todos curados de espanto y la comida no se nos atraganta al escuchar las “crónicas políticas” con las cuales el gobierno nos adereza el justo alimento. Y agárrense porque vienen más: los viernes, así lo ha dicho la señora Montero, a la sazón ministra de Hacienda de este gobierno de días contados, anunciando que "todos los Consejos de Ministros que quedan de la presente legislatura van a estar cargados de medidas". Diversión y café para todos de aquí al domingo 28 de abril, día de las elecciones.

Sánchez y los suyos pretenden gobernar a golpe de Real Decreto, algo que si tiran de hemeroteca podrán comprobar cómo criticaron duramente en la época de Mariano Rajoy. Reales Decretos que responderán a medidas de recuperación de derechos laborales y reducción de la desigualdad de género así como una importante  Oferta de Empleo Público, a definir en el diálogo social.

Por otro lado, la ministra Montero aseguró también que estos Reales Decretos se pueden convalidar en la Diputación Permanente del Congreso, porque el reglamento de la Cámara Baja así lo contempla, y ha justificado su aprobación asegurando que todas las medidas son de "extraordinaria necesidad y urgentes". Vamos, que la argucia legal la tienen bien estudiada.

A esto no se le puede llamar de otra forma que propaganda electoral encubierta y además con dinero público y desde el propio gobierno. Quien no lo entienda así es que no ve más allá de su nariz. Lo peor de todo es que las arcas del Estado se van a quedar, una vez que pasen las elecciones, con un catarro peligroso que puede derivar en gripe o pulmonía. Algo así como quedó nuestro país después del paso de Zapatero por el gobierno.

Cualquier actuación de un gobierno en funciones no debe llevar aparejado el tomar medidas de esta índole. No tenemos quien pare esta incongruencia. Aunque recuerden que David pudo con Goliat, teniendo en sus manos una simple honda. La honda con la que tan solo jugamos los españoles de a pie se llama papeleta y sólo podrá utilizarse justo dentro de dos meses.

Por el bien de todos, no lo olviden.

COMENTARIOS