Quantcast
El tiempo en: Huelva
25/07/2021

Eutopía

12 Uvas por el Cambio

¿Qué lanzo al Universo con cada uva para mi Andalucía? Destituciones y transformaciones

Publicado: 30/12/2019 ·
20:56
· Actualizado: 30/12/2019 · 20:56
Autor

Belén Ríos Vizcaíno

Belén Ríos es trabajadora Social. Profesora de la Universidad de Huelva. "Gerenta" de Eutopía Formación

Eutopía

Activista Feminista. Compañera partícipe de la Defensa de los Derechos Humanos y Movimientos LGTBIQ

VISITAR BLOG

Expectación... últimos segundos para cerrar 365 días de andadura. Flashes de luces y sombras. De lágrimas y sonrisas. De bienvenidas y despedidas. De luchas con triunfos y fracasos. De crisis y equilibrios. De intentos reiterados o de tirar la toalla. Finalmente, 365 lecciones de enseñanza y aprendizaje. Se llama Vida. Nuevo Año, y como manda la tradición, tomamos 12 uvas y lo hacemos proyectando todo un haz de esperanzas e ilusiones. Tic tac. Tica tac. ¿Qué lanzo al Universo con cada uva para mi Andalucía? Destituciones y transformaciones. Primera. Que la persona titular de la Junta de Andalucía proteja los intereses de todos los colectivos y que en nuestro Parlamento se prohíban las filias con la ultraderecha. Es decir, limpieza integral, en nombre de la Justicia Social. Segunda. Que la amalgama farragosa de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local desaparezca y no la lleve nadie que actúe mercenariamente por su necesidad de lamer las mieles de ser un ‘alto cargo’. A ser posible, que sea una mujer, que sepa perfectamente las carencias que tiene la denostada ‘Justicia’ porque haya experimentado la violencia machista y/o doméstica, que sepa las escasez de las ayudas, medidas y acciones para las víctimas aparte de la falta de la coordinación interinstitucional. Tercera. Que la Consejería de Salud y Familias, que desde su creación solo hace retroceder en las competencias y ‘marear’ con la vomitona constante de Decretos, la lleve una Familia que represente el sufrimiento ante el empeoramiento del sistema sanitario andaluz, que vivan la precariedad de opciones de quienes tienen enfermedades (crónicas, invalidantes, raras, mentales...), de afecciones oncológicas, la falta de especialización en la atención sociosanitaria ante situaciones que se requiera el apoyo terapéutico para la dignificación en el proceso de la muerte de nuestros seres queridos. Cuarta. Que la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación no se sume ‘tantos’ que no son ‘propios’ y utilice eficaz y eficientemente las subvenciones del Pacto de Estado contra la Violencia De Género. Que sea llevada por alguien que no busque protagonismo en la manifestación del Día Internacional del Reconocimiento de los Derechos del Colectivo LGTBIQ y se centre en la expansión del bienestar de todas/os sin excepciones. Especialmente de las personas con ‘otras capacidades’, en situación de dependencia, de quienes los laberintos existenciales y las encrucijadas les han llevado a padecer adicciones, exclusión socioeconómica y pobreza. Tengo más que decir, pero tengo el 2020 para escribirte y que no me contestes. Normal, hay quienes son ‘poesía revolucionaria’ y hay consejeras/os que no saben ‘leer’. Quinta. Una Consejería de Educación y Deporte que invierta en más recursos humanos, garantizado la mejora de condiciones, motivación y formación especializada (inteligencia emocional, habilidades, prevención de la violencia y el acoso escolar, conocimientos exhaustivos de los protocolos existentes, de identidad de género y orientación sexual, del sistema de detección y notificación de las maltrato infantil). Que apueste por una enseñanza de calidad, que no ‘castigue’ a la infancia, juventud y familiares con un listado de deberes innecesarios, nada efectivos y que se trabaje, de verdad, por la excelencia y el buen clima en el aula. La Educación mueve el Mundo, y la que tenemos, atraganta y bloquea... y ya si hablamos de las supuestas adaptaciones curriculares para el alumnado que lo necesita, es una especie de pantomima teórica. Que nombren, como cargo, a una madre o padre que se deja la vida para que su hija/o no sufra por la desatención, por la desinformación y la no aplicación de verdaderas medidas de atención temprana y por el consecuente retraso, absentismo o fracaso escolar, fruto de la ineptitud que aísla a menores y los segrega según sus ‘calificaciones’ sin reforzar la ingente voluntad y esfuerzo por integrarse. Sexta. Que la persona titular y su gabinete de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo trabajen quienes sepan de primera mano lo que es el desempleo de larga duración; el no reciclarse para afrontar los nuevos retos de los próximos yacimientos de empleo y que haya personas autónomas, porque saben lo que significa pagar enormes impuestos y no tener protección; por trabajar compatibilizándolo obligatoriamente con la enfermedad, las excesivas preocupaciones, el vértigo ante las competitividad desmedidas y las fluctuaciones del Mercado; por dedicar las 24 horas a su actividad profesional, sin apenas descanso, sin conciliación personal, familiar ni laboral, porque no hay derecho ni al ‘duelo’, ni a una prestación ni jubilación digna. Séptima. Por un barrido generalizado de las otras seis consejerías. Necesitamos personas que si llevan competencias de ‘vivienda’ hayan escuchado y empatizado con quienes han sido desahuciadas;  con el padecimiento de las/os sin hogar; con el dolor de cuidar a sus familiares en infraviviendas sin condiciones de habitabilidad. Que inviertan en una mayor accesibilidad a las viviendas de protección oficial, a los alquileres sociales. Necesitamos políticas/os que preserven el medio ambiente, el uso adecuado de la Naturaleza, que no especulen ni traicionen al patrimonio natural, histórico, artístico o cultural por inclinarse ante el capitalismo salvaje. Octava. Por quienes se encuentras hospitalizadas/os, para que su salud o condiciones vayan mejorando y puedan aliviar su dolor físico y/o emocional. Por el personal sanitario, para que sepan transmitir tranquilidad, empatía y acompañamiento a parte de una buena atención profesional. Novena. Por quienes, por sus oficios laborales, no pueden disfrutar de este paso del 2019 al 2020 en la compañía de las personas que aman. Décima. Por quienes se encuentran en instituciones cerradas o en reclusión, para que de una u otra forma, puedan planificar y motivarse por nuevos proyectos vitales que les generen felicidad e inclusión en su entorno más cercano. Undécima. Por quienes sienten una soledad impuesta. Necesitamos fórmulas de acogida, de reencuentros intergeneracionales, de restablecimiento de relaciones positivas. Duodécima… Para mí es imposible cerrar este año sin decir y sentir de todo corazón ese: “Gracias a la Vida que me ha dado tanto...” Por Ti, por Mí, por Nosotras y Vosotros, por Ellas y Aquellos... por Todo, infinitas Gracias.

 

 

COMENTARIOS