Quantcast
El tiempo en: Huelva
Martes 27/07/2021

Expositor

Hay vida después

De Renfe a Arquitecto Berges, del Arche al Bulevar, ni la leyenda del lagarto de la Magdalena ni el Ego Sum Lux Mundi ni la mismísima evocación al apocalipsis..

Publicado: 28/03/2021 ·
21:32
· Actualizado: 28/03/2021 · 21:41
  • Marián Adán, provisionalmente con las riendas del Turismo de la Junta en Jaén mientras su compañera Raquel Morales esté de baja maternal.
Autor

Manuel Expósito

Director general de Gestión de Medios Jiennenses

Expositor

El blog Expositor se centra en la crónica política de la semana en Jaén y provincia

VISITAR BLOG

De Renfe a Arquitecto Berges, del Arche al Bulevar, ni la leyenda del lagarto de la Magdalena ni el Ego Sum Lux Mundi ni la mismísima evocación al apocalipsis pandémico contuvieron las aglomeraciones incontroladas. Ríete de la muerte. La tasa de contagios, pelo recogido en la caída de la tercera ola gracias a las restricciones y la vacunación, se desmelena, otra vez, de brote en brote, de Cambil a Bedmar, de Noalejo a  Pegalajar, de Chilluévar a Pozo Alcón. El primer fin de semana de las vacaciones de Semana Santa dispara la ocupación en las sierras de Cazorla, Segura, Las Villas y Mágina. La oferta turística de Jaén para los jiennenses: consumo interno que posibilita una reapertura puntual, fugaz alivio de luto, antes del cierre a cal y canto entre semana a partir del 5 de abril. Los hosteleros, poniendo una caña a Dios y otra al Diablo (en mayúscula, con perdón), aguardan como agua de mayo la barra libre de los distintos gobiernos, siempre y cuando el central y el autonómico se aclaren de una vez respecto a esa maraña procedimental que son sus duplicidades a la hora de conceder ayudas directas. La Diputación también echará una mano en la medida de sus disponibilidades, a través del 1 por ciento de su presupuesto total. El sector turístico, pues, se santigua asido a la fe en una pascua de resurrección auténtica. Es el mantra que propala el consejero del área, Juan Marín, vicepresidente de la Junta, líder regional de la alicaída opción naranja. Tras la deserción de Fran Hervías -no hay mal que por bien no venga-, se acabó el discurso alternativo crítico a Marín: todos son ya del clan de la manzanilla. Y comoquiera que Miguel Moreno, coordinador provincial de Cs, siempre fue partidario del de Sanlúcar –“¡Bien, Juan, bien!”-, la autoridad de su discurso ya ni siquiera admite dudas a María Cantos, Mónica Moreno o Ildefonso Ruiz. Sabido es que la familia se une más en la adversidad.

A falta de otras expectativas ilusionantes -Olivo Arena, al margen, por supuesto-, el fantasma del Colce sigue centrando el debate político en la ciudad de Jaén. Ocurrió en el último pleno cuando salió a relucir la figura del capitán-ingeniero militar-responsable de la redacción del proyecto de la base del Ejército de Tierra que “se pateó Jaén”, conociéndonos, in situ, y que dejó caer, como el que no quiere la cosa, que los terrenos de Córdoba constituían una dificultad añadida para su designación. Casi al mismo tiempo, conocíamos la respuesta que el Gobierno de España daba a la pregunta que formuló sobre el particular el senador del PP y ex alcalde de Jaén Cuqui Márquez: “(…) Una vez valorados los aspectos industriales, tecnológicos, logísticos, contractuales y de coste asociados al proyecto, el Ministerio de Defensa optó por Córdoba (…) priorizando el criterio de los terrenos de propiedad pública y la disponibilidad más amplia de financiación”. ¿Qué más da “la titularidad pública de los terrenos” si los que puso a disposición Jaén los sufragaba Diputación? ¿Cuán complejo iba a ser el proceso expropiatorio en Jaén? ¿Y de dónde proviene “la disponibilidad más amplia de financiación” de Córdoba? ¿De los 30 millones de euros que aportaba el propio Ayuntamiento, cosa que no hacía el arruinado consistorio jaenero? ¿De la Junta, departamento de Hacienda, que dijo destinar tanto a Córdoba como a Jaén idéntica cifra: 100 millones de euros, o, quizá, de la Consejería de Fomento, que arropó al aspirante cordobés en detrimento del jiennense? ¿O se trataría, en última instancia, aunque no se reconozca, de los manidos fondos Next Generation Andalucía, que se concederían, a través de ese algoritmo de arbitrariedad que tanto detestamos por aquí, mejor al próspero nudo logístico de Córdoba que a un páramo paulatinamente marginal de transporte como Jaén?

Luces y tinieblas de pasión. No habrá paz y perdón para los mentirosos. Aunque Juan Espadas concita el apoyo de Ferraz para que encabece el cada día más complejo contrapeso socialista a la sólida cotización electoral del popular Juanma Moreno, en Jaén, la tierra de Felipe Sicilia y Ángeles Férriz, en el transcurso de las últimas horas los pronunciamientos a propósito brillan por su ausencia. Susana Díaz, al socaire de los idus de marzo, de tournée por las Andalucías, ha pasado por Almería, Granada y Málaga, pero ni remotamente se planteó hacer una escapadita a Jaén, siquiera fuera para acompañarnos en el sentimiento Colce. Sin el oficialismo reyista granjeándole adhesiones, el susanismo en Jaén no es nada. De nada. Corto y cierro. El arte y el espíritu de José Luis Verdes vuelven, mañana, a Quesada, para quedarse. Polígono Nuevo Jaén. Dos prósperas empresas de Jaén, Bujarkay y Samoyedo, se quedan con la planta y los terrenos de Dhul-Nueva Rumasa. Hay vida después.

COMENTARIOS