El tiempo en: Huelva
Martes 16/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Granada

Minuto de silencio en Huétor Tajar por los niños asesinados

Vecinos del barrio han relatado también que de madrugada se escucharon algunas detonaciones

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Minuto de silencio en Huétor-Tajar. -

Alrededor de 2.000, según la Policía Local, han guardado la tarde de este lunes un minuto de silencio en Huétor Tájar (Granada) por los dos hermanos de 10 y 12 años a quienes su abuelo ha matado antes de suicidarse con una escopeta de caza tras atrincherarse con ellos en su casa durante toda la noche.

Durante la concentración, llevada a cabo en la plaza del Pósito, la primera teniente de alcalde, María Dolores López, ha lamentado este suceso que "ha llegado al corazón de toda España".

"Ahora hay que darle toda la fuerza al padre -de los menores-, que la va a necesitar", ha señalado.

Todo comenzó la noche de ayer domingo en la vivienda del atrincherado, ubicada en un edificio de este municipio del Poniente de Granada de algo más de 10.000 habitantes en el que también residía su yerno y padre de los menores con sus dos hijos. 

A la decisión del hombre de atrincherarse precedió una fuerte discusión con su yerno, que tuvo que abandonar la vivienda cuando aquél le amenazó con un arma de fuego. 

Desde entonces, agentes de la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil trataron de negociar con él toda la noche hasta que a las 5:00 horas el hombre les dijo que dejaba de hablar porque en un rato tenía que preparar a sus nietos para el colegio y el instituto.

Poco después de las ocho de la mañana y al ver que no se producía movimiento alguno en la vivienda, los agentes irrumpieron en ella, momento en el que el hombre, al percatarse de la entrada de la Guardia Civil, se suicidó con la escopeta. 

Los niños yacían en dos habitaciones distintas, uno de ellos con heridas de arma de fuego.

Según fuentes municipales, el hombre arrastraba problemas de salud mental desde que el pasado marzo un accidente de coche cuando él conducía acabó con la vida de su mujer y su hija, madre de los niños, una situación de la que se sentía "responsable". 

Algunos vecinos han relatado este lunes que el padre de los menores, que tras lo ocurrido ha sido sedado bajo vigilancia sanitaria, no quería que nietos y abuelo compartieran mucho tiempo. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN