Quantcast
El tiempo en: Huelva
Sábado 27/11/2021  

La escritura perpetua

Enfado Casado

Pablo Casado tiene como referente político a José María Aznar, pero no sigue los pasos del expresidente del PP

Publicado: 24/11/2021 ·
12:52
· Actualizado: 24/11/2021 · 12:52
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pablo Casado.
Autor

Luis Eduardo Siles

Luis Eduardo Siles es periodista y escritor. Exdirector de informativos de Cadena Ser en Huelva y Odiel Información. Autor de 4 libros.

La escritura perpetua

Es un homenaje a la pasión por escribir. A través de temas culturales, cada artículo trata de formular una lectura de la vida y la política

VISITAR BLOG

Pablo Casado tiene como referente político a José María Aznar, pero no sigue los pasos del expresidente del PP. Aznar se rodeó de jóvenes talentos políticos de cuando entonces (aunque luego cada uno salió de una manera) y Casado apuesta por lo que algunos consideran mediocridad. Aznar, que padeció críticas durísimas en sus inicios, puso a su lado a Mariano Rajoy, Ángel Acebes, Francisco Álvarez Cascos o Alberto Ruiz Gallardón (su padre, José María Ruiz Gallardón, que fue un elegante y culto diputado de Alianza Popular, comentó en una remota sobremesa en un restaurante madrileño con unos amigos: “Decís que yo soy muy de derechas, pero ya veréis cuando conozcáis a mi hijo Alberto; ese sí que es de derechas”).  

La actual tormenta política en el PP es de tal dimensión que Casado no concede entrevistas y casi ha dejado de asistir a actos públicos. Se cobija en la fantasmagórica sede de la calle Génova junto a Teodoro García Egea y Fran Hervías (al que Juan Marín responsabiliza del conflicto del proyecto de presupuestos en Andalucía). Pero Casado ha entrado en una guerra feroz aunque silenciosa (de momento) con Isabel Díaz Ayuso, la estrella pop del PP y protagonista de la mayor victoria electoral del partido en los últimos años. Y José Luis Martínez Almeida, otra garantía de votos para el PP, ya ha sido herido por el fuego amigo. Lo decididamente desconcertante de esta guerra política estriba en que dos mujeres, Esperanza Aguirre y, sobre todo, Cayetana Álvarez de Toledo, han empleado un lenguaje hasta ahora desconocido en ellas contra la dirección popular. Aguirre llamó “chiquilicuatres” a los dirigentes del partido. Y Cayetana, que acaba de publicar un libro incendiario sobre el PP, titulado ‘Políticamente indeseable’, se despachó recientemente en la Cope con palabras nada piadosas sobre Casado. En el libro, Cayetana pinta como un líder “veleta” a Casado y acusa a García Egea de hacerle “bulling”.

En medio del diluvio, y con la caída en las previsiones de voto al PP reflejada en el último sondeo del CIS, Casado no ha tenido mejor idea que calificar de “aquelarre radical” el acto de Yolanda Díaz y otras dirigentes de izquierdas, celebrado recientemente en Valencia. Berna González Harbour ha recordado en un artículo en ‘El País’ que “aquelarre es una reunión nocturna de brujas y brujos con la supuesta intervención del demonio en la figura de macho cabrío”. En fin, a Pablo Casado parece estar ocurriéndole lo que al protagonista de ‘Frasier’, sensacional serie televisiva de los 90: que no tiene suerte con las mujeres.

TE RECOMENDAMOS