El tiempo en: Huelva
03/03/2024  

Huelva

PLD Space hace historia desde Huelva con el Miura 1: "Hemos aprendido a lanzar cohetes"

La compañía afirma que el lanzamiento del cohete "fue todo un éxito" y que ha sido un "hito histórico" que posiciona a España en el sector

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

La compañía española PLD Space, que lanzó el cohete Miura 1 desde las instalaciones del Cedea en El Arenosillo en Moguer, ha concluido que el lanzamiento del cohete fue "todo un éxito", a pesar de que no se pudo recuperar, ya que "no era un objetivo prioritario".

"Hemos aprendido a lanzar cohetes", ha asegurado el cofundador, CEO y director de lanzamiento de PLD Space, Raúl Torres, este viernes en rueda de prensa para informar de los resultados del primer vuelo experimental del cohete Miura 1.

El Miura 1 es el primer cohete privado que se lanza en Europa y está desarrollado íntegramente en España a manos de la empresa ilicitana. El propósito de este cohete era recopilar tanta información como fuera posible en relación a aspectos de diseño, procesos y tecnología, que se utilizarán más tarde en la construcción del Miura 5, un vehículo de lanzamiento orbital actualmente en desarrollo.

Tras completar la misión, un equipo de PLD Space iba a efectuar la recogida del cohete en el océano Atlántico. Sin embargo, la compañía no pudo recuperar el Miura 1 en el océano.

"Cuando hablamos de éxito lo decimos con la conciencia muy tranquila. No era un objetivo prioritario recuperar el cohete", ha afirmado el presidente ejecutivo de PLD Space, Ezequiel Sánchez, destacando que, a lo largo de la historia, ha habido unos 6.500 lanzamientos de cohetes y "se han recuperado alrededor de 100 y las empresas que lo han recuperados lo han hecho entre el quinto y el décimo lanzamiento".

Para el presidente ejecutivo de la compañía, el lanzamiento de Miura 1, cuyos datos permitirán ajustar el modelo aerodinámico que será utilizado en el cohete Miura 5 y que estará listo para su lanzamiento "en dos años", es un "hito histórico, un proyecto con un impacto crítico en una necesidad dentro del contexto de competitividad europea" y que posiciona a España como el décimo país con capacidad de lanzamiento.

En referencia a los tres intentos de lanzamientos del Miura 1, Sánchez ha recordado que el primero estuvo "muy condicionado" por la meteorología, en la segunda oportunidad hubo un "componente técnico" y el tercero ha sido "un lanzamiento exitoso". "España tenía un nivel de competitividad alto pero nos faltaba esa capacidad de lanzamiento. Miura 1 es sólo el principio", ha dicho.

Aunque inicialmente el Miura 1 iba alcanzar una altura de 80 kilómetros, el cohete al final alcanzó 50 kilómetros de altura debido a un cambio en la trayectoria de referencia por seguridad ante un posible fallo.

Precisamente, la empresa ha justificado que observaron que el estudio de seguridad mostraba que, en caso de fallo del lanzador, durante el vuelo el cohete podía generar un entorno de fragmentos en caso de que fallase o explotase, por lo que optaron por optimizar las probabilidades de que eso no ocurriese y minimizar el impacto que pudiera tener, y que plantearon una trayectoria "mucho más horizontal".

Por ello, PLD Space defiende que el cohete se comportó desde el punto de vista propulsivo "mejor" de lo que esperaban, ya que "hizo exactamente lo que iba a hacer, clavó la trayectoria y el seguimiento de la trayectoria fue también muy bueno", por lo que concluye que el lanzamiento "fue todo un éxito".

En un primer análisis de los datos del vuelo completo, la compañía explica que, por debajo de la velocidad del sonido, "aparecieron anomalías asociadas al control en el giro del lanzador" y tuvieron unas demandas de consumo de RCS (control de giro) "mayores que las previstas". El cohete alcanzó apogeo con una altitud "correcta" de vehículo y consiguió alcanzar condiciones de microgravedad.

Entre las curiosidades que han rodeado a esta hazaña, que ha implicado a más de 70 personas, el director de lanzamiento de PLD Space ha destacado que en el cohete había un queso de la marca Ahuyentalobos. Además, se eyectaron fotos individuales del equipo y sus familias, junto con dos parches de la bandera de España y dos tarjetas de visita.

En cuanto a la fase de reentrada, Torres ha explicado que la fase supersónica "ocurrió de forma exitosa y con resultados de control y estabilidad aerodinámica mejores de lo previsto". En concreto, los aerofrenos para frenar y estabilizar el vehículo "se comportaron mejor de lo esperado" y recogieron una "enorme cantidad" de datos aerodinámicos a lo largo de la cofia, aletas y aerofrenos, que permitirán ajustar el modelo aerodinámico que será utilizado en el Miura 5.

La fase subsónica del vuelo, según ha señalado el experto, también fue "estable" y la eyección del paracaídas de frenado "se realizo correctamente y se abrió según lo previsto". "Esto lo sabemos por los consumos de los pirotécnicos y por las aceleraciones del frenado, que fueron las previstas", ha comentado el director de lanzamiento.

Al llegar a tierra el cohete cayó contra el agua y, aunque PLD Space asegura saber "exactamente el punto en el que cayó" ya que el amerizaje en el agua ocurrió "dentro de la zona de impacto esperada", cree que el impacto "fue lateral y esto hizo que uno de los dos tanques principales pudiese romperse, llenándose de agua y hundiendo el vehículo".

Al no haber encontrado restos que pudiesen flotar en la zona de impacto, la empresa piensa que el vehículo, más allá de uno de los tanques, "quedó intacto". Tras más de 8 horas de operaciones de búsqueda con el apoyo del Ejército, PLD Space concluyó que el cohete "se había hundido".

PLD Space ha celebrado que Miura 5, que estará listo para su lanzamiento en dos años, "será un mejor cohete" gracias a Miura 1, ya que se transfieren de un cohete a otro "más de 1.000 puntos de mejora de los subsistemas" y han conseguido validar muchos modelos de predicción, "lo cual aportó un valor enorme al vuelo del Miura 1, incluyendo el comportamiento en vuelo de todos los subsistemas principales y de sus principales dinámicas".

"Hemos conseguido validar muchos modelos de predicción. Esto es algo muy importante porque ya no sólo trabajamos con simulaciones, sino que ahora trabajamos con datos de vuelo", ha aplaudido Torres.

El desarrollo del Miura 5, que será el primer lanzador orbital privado europeo, avanza, según ha apuntado el director de lanzamiento de la empresa, "a buen ritmo con todos los subsistemas". Las pruebas de este cohete van a empezar a finales de este año y será capaz de poner satélites en órbita de entre 500 kilos y 1 tonelada.

En este contexto, Torres ha apuntado que Miura 5 "está mucho más avanzado de lo que nadie se podría imaginar". De hecho, ha detallado que ya tienen la cofia fabricada o los motores en proceso de fabricación: "Está muy avanzado y dentro de muy poquito lo vais a poder ver".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN