El tiempo en: Huelva
Jueves 21/01/2021

Huelva

La Fampa urge “medidas urgentes” contra el frío en las aulas de Huelva

Critica la falta de planificación de la Junta y demanda la instalación de medidores de CO2 y purificadores de aire con filtro HEPA

Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • Aula.

Es lo que tiene el invierno, que suele hacer frío. Si a eso le unes que hay que ventilar, la ecuación se complica. Parece fácil de entender, por ello la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de la provincia de Huelva (Fampa Huelva) no entiende que el frío se haya echado encima en las aulas y desde la Consejería de Educación no se haya hecho nada.

De ahí que este lunes hayan registrado un escrito tanto en la Delegación Provincial como en la propia Consejería y en la de Presidencia en el que reclaman que se tomen “medidas con carácter urgente” ante la situación “inhumana” que se vive en las aulas: “Es imposible poder seguir una clase cuando el alumnado está sin poder controlar el temblor de las manos debido al frío que invade las aulas”.

La situación es especialmente sangrante, según detalla a Viva Huelva la presidenta de la Fampa, María Jesús Valle, debido a que desde el mes de septiembre llevan solicitando la implantación de medidas complementarias a la ventilación, pero “han hecho caso omiso”.

Por ello, se ha llegado a una situación “inviable”  causada “por las inclemencias del tiempo, por la falta de previsión y la  ausencia de planificación de la Administración Pública Educativa”.

Desde la Fampa Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí reclaman dos medidas complementarias a la ventilación. De un lado, la instalación de medidores de Co2 en las aulas, “con la correcta interpretación por parte de los docentes”, lo que permitiría “una ventilación excepcional, no constante, en días de frío extremo”.

Por otro lado, también demandan la implantación de purificadores de aire con filtro HEPA, medida que “garantiza la limpieza del aire de forma continuada, aportando bienestar a la comunidad educativa”.

Con estas dos medidas, entiende la Fampa que no habría que tener ventiladas las aulas constantemente. “Así sólo habría que ventilar a primera hora, en el recreo, a última hora y cuando lo marquen los medidores”, explica Valle.

En cambio, ahora mismo la situación es muy distinta: “Algunos centros optan por la ventilación en todo momento junto con la calefacción, aun siendo conscientes de la pérdida de temperatura, y otros optan por la semiventilación, pero es muy injusto dejar la decisión a criterio de la dirección”.

En el escrito remitido a la Junta, la Fampa recuerda que “los estudios de temperatura actuales aconsejan para las aulas de 25 alumnos una temperatura de 17 a 27 grados, y nuestros termómetros marcan en periodo estacional de invierno una media de ocho grados, por lo que consideramos que las aulas no son espacios que garanticen actualmente la salubridad a la comunidad educativa”.

Las madres y padres exigen la presencialidad del alumnado, pero con garantías. “Estamos a las puertas de la tercera ola de la pandemia, las familias solicitamos no dejar al azar la salud de nuestro alumnado y nuestros docentes, por eso solicitamos que se actúe en tiempo y forma por el bien de la comunidad educativa, como obligación ineludible de la Administración Pública Educativa”, sentencia el escrito.

Centros concertados y privados

La Fampa no ha sido la única que ha elevado este lunes su queja por la situación de las aulas onubenses debido al frío y a la obligada ventilación.  Así, FSIE-Huelva, sindicato representativo del personal de los centros concertados y privados de la provincia también ha alertado de la situación de la comunidad educativa que representan “debido a las bajas temperaturas y al hecho de que deben mantener las ventanas abiertas en cumplimiento de los protocolos antiCovid”.

FSIE asegura que también solicitó en otoño a la Junta y a los ayuntamientos la implantación de sistemas de filtración y purificación adecuados “con el fin de que estuvieran en funcionamiento cuando llegara el frío de los meses de invierno”, pero igual que ha sucedido en el caso de la Fampa, “esta petición ha sido desatentida, sin respuesta alguna”.

De ahí que ahora “nos encontramos a los profesionales y a los alumnos de los centros educativos desarrollando su labor educativa en unas condiciones extremas, que atentan claramente contra su salud y seguridad”, lamenta el sindicato.

Por ello, FSIE-Huelva solicita “con urgencia” la implantación de sistemas de filtración y purificación de aire mediante filtros HEPA en todos los centros educativos andaluces, “independientemente de su titularidad”, de manera que “se evite someter al alumnado y al personal docente y no docente a las condiciones térmicas extremas que está provocando la constante ventilación de las aulas y los espacios comunes de los centros”.

COMENTARIOS