Quantcast
El tiempo en: Huelva
Sábado 25/09/2021

Absit Invidia

Andalucía ante el reto territorial

El Estatuto de Autonomía reconoce la diversidad pero no permite la desigualdad entre territorios

Publicado: 30/07/2021 ·
17:24
· Actualizado: 30/07/2021 · 17:35
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Autor

Pedro García Vázquez

Pedro García es periodista. Director de Informativos de 7 Televisión y Publicaciones del Sur

Absit Invidia

Con la esperanza de ser entendido por lo que pone, y por lo que no. Eso sí, sin ánimo de ofender ni en castellano, ni en latín

VISITAR BLOG

¿Cuál será el nuevo modelo territorial de España que permita el encaje de las aspiraciones soberanistas de catalanes y vascos? Y, sobre todo, cuando llegue el momento decisorio, ¿qué papel tendrá Andalucía, la comunidad más poblada, en esa nueva configuración de Estado? Son las preguntas del millón, que nadie sabe responder aunque no paren de aflorar ocurrencias, para algunos, e ideas para otros. La última es la propuesta del PSOE en su Ponencia Marco del Congreso Federal de octubre que plantea una España multinivel en la que, se entiende, Cataluña estará en lo más alto.

¿Qué hará Andalucía ante esa encrucijada? ¿defenderá el preámbulo de su Estatuto de Autonomía en el que se reconoce que en España existen singularidades y hechos diferenciales pero rechaza, con rotundidad, que esas diferencias sirvan como excusas para alcanzar determinados privilegios? Es decir, respeta la diversidad pero no permite la desigualdad. Es el espíritu del Estatuto. Ahora bien, ¿cómo se va a posicionar Andalucía en este debate y a defender el negro sobre blanco de su ley orgánica?

XXIV Conferencia de Presidentes en Salamanca.

Con unas elecciones autonómicas en el horizonte cercano, parece casi imposible el acuerdo unánime entre los grupos políticos con representación parlamentaria. Y ésa debe ser la primera premisa: una sola voz andaluza que defienda sus intereses en Madrid. No solo la proximidad de los comicios dibuja nubarrones en el posicionamiento andaluz ante el futuro modelo territorial cuasifederal. La falta de peso y de capacidad de influencia en Madrid es un hecho palpable. Las diferencias entre Moncloa y San Telmo son evidentes, tanto como el tiempo que tardan los ministros del Gobierno en recibir a los consejeros andaluces, si es que lo hacen.

Por su parte, el PSOE andaluz, en plena reconfiguración, tampoco parece en el mejor momento para levantar la bandera del andalucismo ante sus compañeros de partido en Madrid. Mientras tanto, pasa el tiempo y asistimos a una política de hechos consumados en beneficio de Cataluña y el País Vasco (véase el acuerdo con Euskadi para gestionar la recaudación de nuevos impuestos). Andalucía debe estar preparada para participar en ese debate territorial porque el momento ha llegado.

COMENTARIOS