El tiempo en: Huelva
Jueves 29/02/2024  

Jaén

El PEPRI del casco antiguo, obsoleto pero intocable

El gobierno local estudia normativas para homogeneizar los pavimentos del Conjunto Histórico catalogando los tipos de suelo utilizados en siglos pasados

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Intervención en el pavimento en Carrera de Jesús

Obras de reparación del adoquinado en la calle Álamos

En abril de 2018, el Pleno del Ayuntamiento de Jaén aprobó, por consenso de todos los grupos políticos, una moción para la revisión urgente del Plan Especial de Protección y Reforma Interior, PEPRI, para el centro histórico, que sigue con un planeamiento urbanístico que está vigente desde su publicación el 1 de julio de 1996. “No puede ser que el casco antiguo siga apuntalado con un plan de hace 20 años; este documento es la barrera que separa al centro histórico de caer en la marginalidad y el abandono”, indicó el entonces  portavoz socialista, Manuel Fernández, cuyo grupo abanderó la moción que aprobó el Pleno. Dos años antes, en febrero de 2016, el entonces alcalde, Javier Márquez (PP), anunciaba la revisión del PEPRI justificándolo al tratarse de un plan “desfasado”, Márquez anticipaba que sería un proceso de actualización “a largo plazo” ya que la intención era implicar en esta tarea a todos los agentes sociales y vecinales de esta zona para buscar el máximo consenso. Sin embargo, el PP dejó la Alcaldía de Jaén en junio de 2019 sin haber acometido ningún trabajo para la revisión del PEPRI, aunque ahora es el propio grupo popular en el Ayuntamiento el que apremia al gobierno local de PSOE y Cs a la actualización de este documento.

El ámbito actual del PEPRI recoge la totalidad del conjunto histórico, según la delimitación publicada en el BOJA el 1 de febrero de 1991. Además, incluye la  ladera norte del monte de Santa Catalina delimitada por los restos del Castillo y de la muralla árabe, así como el Parque de La Alameda. Desde el anterior gobierno municipal se advirtió, no obstante, de desajustes que llevaban a que la actual delimitación del PEPRI no coincida con la delimitación del Bien de Interés Cultural (BIC) del conjunto histórico de Jaén delimitada por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Y otra paradoja es que el proyecto “Azulejos por Jaén” de Círculo Ánimas (unas placas que homenajean a ilustres poetas y escritores de Jaén) no se haya podido llevar al Conjunto Histórico por incumplir las placas la normativa del PEPRI, lo que ha obligado a dejarlos en el patio del colegio Santo Tomás.

El anuncio de revisión del PEPRI ha sido un tema recurrente cada vez que salían a la luz derrumbes de viviendas abandonadas en el casco antiguo. Pero es ahora cuando se ha reabierto el debate entre los grupos políticos municipales.  El concejal popular Manuel Palomares ha lamentado “la nula voluntad del PSOE de Jaén de iniciar ningún trámite de planeamiento urbanístico, dando incumplimiento de su propio programa electoral”. Y ha criticado que el gobierno local haya decidido realizar una multitud de pequeñas normativas en el casco antiguo en vez de actualizar el PEPRI o implementar una serie de modificaciones puntuales en vez de un nuevo PGOU, “lo que dará lugar a una ampliación de la maraña normativa en vez de acometer el problema de raíz, cogiendo el toro por los cuernos para allanar al ciudadano su vida cotidiana aligerando los complejos y pesados trámites”. “Jaén, actualmente, es un poco la ciudad de los mil pavimentos y es necesario un consenso para implantar una imagen de conjunto al suelo por el que pisamos y, también por el que transitan los vehículos, dentro del Conjunto Histórico”, señaló el concejal de Cultura, Turismo y Patrimonio, José Manuel Higueras, durante el foro “Pavimentación del Conjunto Histórico de Jaén” celebrado en días pasados en el Salón Mudéjar en el marco de la campaña “Jaén, Jaén auténtica”. Higueras admitía en ese mismo foro que el PEPRI, que debería de ser la referencia, “está ya obsoleto y tiene que ser actualizado”.  “Por eso”, añadió, “es clave avanzar hacia una ordenanza que aclare cómo debe de ser nuestro pavimento”.

Por su parte, el edil de Mantenimiento Urbano, Javier Padorno, ha apostado por adaptar el material elegido para cada proyecto a su verdadero uso, “tanto para que sea el más adecuado para el peatón, los vehículos o el tránsito de ambos, como para hacer cualquier trabajo más eficiente y duradero en el tiempo”.  Una apuesta que va pareja a la necesidad de conocer el tipo de suelo que existe en la capital. De ahí que, como anunciara el concejal de Cultura, el personal de esta área va impulsar una labor de investigación que, por un lado, consistirá en el volcado"  de los documentos urbanísticos, de los siglos XIX y XX, que permitan conocer los usos de los distintos suelos y la manera en la que se plantearon las anteriores reformas en Jaén y el tipo de pavimento que se contempló, y, además, se va a catalogar aquellos pavimentos y empedrados que son más antiguos. Según Higueras, hay ejemplos de ello, como pavimentos de los años 60 del siglo pasado, del conocido como “empedrado granadino”, en la Plaza del Pósito o la zona de las tascas o, incluso, acerado del siglo XVI, como ocurre en la calle Valparíso, a espaldas de la Catedral.

Otra actuación que tiene como epicentro el Conjunto Histórico es el proyecto para eliminar la contaminación visual y la actuación en solares. José Manuel Higueras ha anunciado una inversión de dos millones de euros en el entorno urbano de la Catedral de Jaén con cargo a la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) de Jaén y uno de los 29  proyectos del primer paquete al que la Consejería de Turismo ha dado luz verde.   Según Higueras, resulta prioritario “eliminar la contaminación visual de cableado y fachadas”, junto con la intervención en la solería y el pavimento de las calles que confluyen con la Catedral. “Se trata de uno de los peros que puso Icomos para conseguir la declaración de Patrimonio de la Humanidad ”, recordó Higueras. También se quiere actuar en solares, especialmente en los que están cerca de la calle Maestra y alguno que está casi contiguo a la Catedral. “El objetivo es intentar darles una solución a través de cualquier tipo de proyecto de adecuación de esos solares o, al menos, poder hacer que no tengan el impacto tan negativo que tienen sobre nuestro templo”, subrayó Higueras. El proyecto podría licitarse a finales de año.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN