El tiempo en: Huelva
14/04/2024  

Málaga

'Robots', la obra que convierte el teatro en un cine llega a Málaga

Es un thriller de corrupción en tiempos de pandemia escrito por el malagueño Fernando Ramírez Baeza y dirigida por Gabriel Olivares.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Logra convertir el teatro en un cine, con un gran ritmo digno de un guión de cine a través de más de 40 secuencias distintas.
  • Es un thriller de corrupción, que usa la pandemia para dar “juego dramático”.
  • La obra transcurre durante la pandemia como telón de fondo, pero la trama “no habla” de la “emocionalidad” que supuso el coronavirus.

La obra teatral ‘Robots’, del malagueño Fernando Ramírez Baeza y dirigida por Gabriel Olivares, logra convertir el teatro en un cine, con un gran ritmo digno de un guión de cine a través de más de 40 secuencias distintas, hecho que no es muy habitual en un escenario. Fusionar el lenguaje cinematográfico con el teatro “es mi forma de escribir”, indicado el autor en una entrevista para Viva Málaga. Ramírez busca que en el patio de butacas se sienta que “se está viviendo en directo una película”.

Eel “reto” de la obra es cambiar un decorado 40 veces, “cada cinco minutos, sin que se resienta el ritmo y sea dinámico”.

En su tercer texto teatral estrenado sigue la línea de ‘Subprime’ y ‘Faraday’, pero eleva el formato a la “máxima expresión”. La ortodoxia marca que un texto de teatro está formado por tres actos y un guión de cine son secuencias, “pues resulta que el texto de ‘Robots’”, dice, “son casi 40 secuencias”: “Estamos importancia técnicas”. Este es el “reto” de la obra, cambiar un decorado 40 veces, “cada cinco minutos, sin que se resienta el ritmo”: “Esto es lo que aporta el director Gabriel Olivares y los actores”, ha destacado. Llegar al listón ha requerido de un “ejercicio de entrenamiento” con tres meses de ensayos, “el doble de lo habitual”. La “mitad del tiempo” lo han invertido en aprenderse los movimientos para poder montar el decorado de forma dinámica.  

Es una obra “muy especial” ha añadido, Juanjo Artero, uno de los actores. “Me apetecía mucho hacer este trabajo”, porque el elenco se ha convertido en un “mecanismo de relojería”: “Es muy bonito vivirlo y una experiencia muy enriquecedora”.

La obra cuenta, en pleno confinamiento, como Enrique Sarmiento (Iker Lastra), un banquero de Banco Futuro, averigua que está en la lista de posibles imputados por una operación corrupta del banco. No puede creer la posibilidad de ir a la cárcel: solo hizo lo que quería la presidenta del Banco Futuro, Carmen Dávila (Alejandra Prieto), quien está buscando un cabeza de turco. Cuando más desesperado está, recibe la llamada de Silvia Becerra (Ana Turpin), una científica activista que quiere llevar a España cuatro robots de tecnología americana para hacer test PCR mucho más rápido, pero que cuestan 4.000.000€ y están en China. La pandemia lo ha cambiado todo y las trabas burocráticas y logísticas ponen en peligro la llegada de los robots a España. Enrique pide ayuda a Roberto Maldonado (Juanjo Artero), un político amargado por haber sido relegado por su propio partido a un cargo intermedio en un Ministerio secundario como el de Sanidad. Maldonado cree que los robots pueden relanzar su carrera.

La obra transcurre durante la pandemia como telón de fondo, pero la trama “no habla” de la “emocionalidad” que supuso el coronavirus, ha aclarado el guionista, ha aclarado el autor. Es un thriller de corrupción, que usa la pandemia para dar “juego dramático”, porque los personajes están confinados. La “esencia” del teatro son personajes hablando entre sí de forma directa y en ‘Robots’ los actores “se están hablando pero no se están viendo”.

Aunque toca la pandemia de forma “colateral”, Ramírez dejó este guion en el “cajón” para dejar pasar el tiempo y que “sanara” todo lo vivido durante aquellos meses: “Han pasado cuatro años y creemos que es el momento adecuado”.

El humor que le aporta el personaje de Juanjo “no es buscado”, pero al público le produce risa que “hable de forma clara y no enmarañada en corrección política. Es lo que todos intuimos que pasa cuando a un político le quitan el micrófono y la cámara de delante”, ha indicado.

‘Robots’ se pone en escena en el Teatro Cervantes de Málaga este viernes 26 de enero. Los nervios “se llevan” y “se convive con ellos”. Dentro de la gira esta es una cita “muy especial” para Fernando, porque está “en casa” y sabe que en el patio de butacas hay “mucha gente que conoce y quiere”, lo que le “añade presión”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN