El tiempo en: Huelva
Viernes 14/06/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Los arqueólogos destapan un tesoro histórico del siglo VIII a.C. en el Cerro del Villar

Junto al río Guadalhorce de Málaga hay enterrada toda una ciudad fenicia bien conservada, que se ha descubierto tras excavar dos metros de profundidad.

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Las excavaciones han permitido conocer cómo se organizaba un inmueble de la época.
  • Uno de los hallazgos más interesantes ha sido un “complejo ritual” que cuenta con un empedrado de guijarros y de conchas marinas.
  • El asentamiento del Cerro del Villar se ubicaba en una antigua isla en el delta del río.

Junto al río Guadalhorce hay enterrada toda una ciudad fenicia del siglo VIII-VII a.C. Historia de Málaga que están descubriendo gracias al trabajo de unos cien expertos de la Universidad de Málaga, ayudados por investigadores de la Universidad de Chicago. Al menos, quedan dos años más de sondeos, excavaciones y estudios para descubrir todo lo que el pasado del tiempo ha ocultado. Este jueves ha terminado la segunda campaña con importantes hallazgos.

Nos permitirán valorar el estado de conservación de los restos y que podría servirnos como punto de partida para valorar un área del yacimiento que pudiera ser potencialmente visitable.

El asentamiento del Cerro del Villar se ubicaba en una antigua isla en el delta del río. En 1965 fue descubierto por el arqueólogo malagueño Juan Manuel Muñoz Gambero, pero no ha sido hasta el 2022 cuando se ha empezado a conocer todo lo que miles de años había tapado.

El año pasado se iniciaran los estudios de geofísica del subsuelo y sondeos, que arrojaban una perspectiva “muy ilusionante sobre lo que nos podíamos encontrar”, pero la realidad “ha sido mucho mejor de lo que esperábamos”. Lo encontrado en la segunda campaña, este verano, ha marcado “un antes y un después”, ha indicado Gemma del Corral, delegada de Cultura.

El programa de investigación liderado por la UMA se ha centrado este 2023 en “profundizar” y “conocer la secuencia del yacimiento”. Se ha excavado, en algunas zonas”, “más de dos metros de profundidad”, ha detallado José Suárez, director del equipo investigador.

Las excavaciones han permitido conocer cómo se organizaba un inmueble de la época. Se han encontrado restos de grandes edificios, algunos con más de diez estancias de distinta naturaleza. Algunas estaban dedicadas a actividades metalúrgicas, así como otras para almacenamiento o de carácter doméstico, conformando un gran complejo ordenado a partir de un espacio central. También se ha conocido dónde estaba el límite de la isla y se ha encontrado “un entorno donde creemos que se debió ubicar una zona de atraque o embarcadero”.

Uno de los hallazgos más interesantes ha sido un “complejo” que cuenta con un empedrado de guijarros y de conchas marinas, cuidadosamente dispuestas en el suelo, y que por la tradición fenicia se asocian a un lugar de “carácter ritual”, donde los moluscos tienen un papel “protector del mal”: “Un espacio que no conocíamos hasta ahora en el asentamiento”.

Lo hallado hasta el momento “demuestra que el yacimiento tiene un gran potencial científico para la investigación; además de patrimonial, gracias al estado de conservación de la estructura”, ha celebrado Suárez. Algunos muros, construidos con barro y piedra y recrecidos con adobe, superan el metro de altura.

El objetivo del próximo año, durante la tercera campaña, se seguirá excavando para “conectar” los dos espacios ya desenterrados: “Queremos tener un sector amplio de investigación y tener, por primera vez, una gran área abierta y unida”.

Estos trabajos “nos permitirán valorar el estado de conservación de los restos y que podría servirnos como punto de partida para valorar un área del yacimiento que pudiera ser potencialmente visitable”. En 2025 está prevista la finalización del proyecto, aunque cabe la posibilidad de que se amplié.

El futuro de la ciudad fenicia del Cerro del Villar aún es un misterio, aunque se intentará crear un parque arqueológico para que todos podamos ver cómo se vivía en la Málaga del siglo VIII a.C.

Más sorpresas en el Cerro del Villar

Durante las excavaciones se han topado con otro hallazgo muy especial. Se han descubierto restos romanos de una fábrica de salazones, alejada de lo que es el núcleo fenicio del asentamiento.

Se ha podido constatar la existencia de un sector dedicado a la producción de salazones en época romana (sector 14). Se trata de los restos de una factoría alejada del núcleo fenicio, de la que se ha excavado una de las numerosas piletas que la conforman, en cuyo interior han aparecido materiales arqueológicos que permiten fechar su uso entre los siglos IV-V d.C.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN