Quantcast
El tiempo en: Huelva
Sábado 31/07/2021

Spanish coffee

Spoiler

Los dos grandes partidos, PSOE y PP han perdido en las elecciones andaluzas más de dos millones de votos en los últimos diez años

Publicado: 25/05/2020 ·
10:34
· Actualizado: 25/05/2020 · 10:34
Autor

Juan Miguel Becerra Vila

Doctor en Pensamiento y Analisis Político. Consultor electoral y Director de SW Demoscopia

Spanish coffee

Spanish coffee es un blog en el que el autor analiza la actualidad política del panorama nacional

VISITAR BLOG

La reciente encuesta de SW Demoscopia publicada en este medio tiene un doble valor en medio de la situación política en la que nos encontramos. Por un lado, revaloriza el papel y el desempeño de los Gobiernos, autonómicos y nacional, y en consecuencia el trabajo de sus respectivos líderes. Por otro lado, demuestra que el electorado discrimina perfectamente entre tipo de elección y entre liderazgos. Existe un pensamiento muy extendido acerca de la existencia de un votante ideológico más activo que el votante sin ideología, de carácter más pragmático y también más abstencionista. La simplificación en los análisis siempre suele llevar a soluciones de poco fundamento.

La encuesta de esta semana es un fotograma más de una película que está contándonos que puede haber una mayoría minoritaria, pero suficiente, de Juanma Moreno en unas próximas elecciones autonómicas en Andalucía. Pero hablar de mayoría del PP en esta tierra les suena aún a chino a muchos cronistas de la actualidad. La mayoría de las veces el principal argumento que se utiliza es que Andalucía es de izquierdas, obviando la complejidad de tal afirmación. Los dos grandes partidos, PSOE y PP han perdido en las elecciones andaluzas más de dos millones de votos en los últimos diez años. En las elecciones de 2008 votaron 4,5 millones de andaluces, en las de 2018 3,7 millones. En el camino con el aumento de censo y la bajada de participación los abstencionistas han aumentado en un millón. Solo el PSOE ha perdido 1,1 millón de votos en las elecciones andaluzas durante esta década y Adelante Andalucía solo capitaliza una parte de esta pérdida, entre doscientos y trescientos mil votantes, muchos de ellos ya votaron a Izquierda Unida Convocatoria por Andalucía. Por lo tanto, la frontera entre el votante ideológico y el votante pragmático puede ser muy difusa en muchos casos y esto genera mareas de votos que pueden ir de una orilla a otra. Y para muestra un botón. El Partido Popular solo recogió en las últimas elecciones andaluzas la mitad de los votos que obtuvo Javier Arenas en 2012. Arenas nunca fue Presidente de Andalucía, Juanma Moreno sí. No es un detalle menor.

La batalla de los pactos será otro cantar. Quien sumará suficientes apoyos y en qué contexto se negociaría la configuración de un futuro Gobierno andaluz será otro asunto para tener en cuenta. Ni Ciudadanos ni Adelante Andalucía serán exactamente lo mismo que son hoy. El primero porque la estrategia a medio y largo plazo de su partido en el escenario nacional puede hacerle, o no, variar de intereses en Andalucía y podría exigírsele determinados compromisos, ahora mismo inasumibles. El segundo porque la marca podría dividirse electoralmente entre el ala izquierda de los anticapitalistas, ahora con la bandera del andalucismo en su mano, y los integrantes de Podemos que podrían participar con su propia y distinta candidatura. Por lo que la suma de estas dos formaciones, aminoradas por la división electoral de sus marcas, que dé una mayoría de izquierdas con un PSOE-A a la baja es poco probable.

 Visto así, los siguientes fotogramas de esta película que se proyectará el día de las próximas elecciones andaluzas puede depararnos un final que se ya se ve venir. Lo dicho.

COMENTARIOS